El PP afirma que ‘no se puede hacer peor’ en materia de empleo

Eduardo Van den EyndeEl diputado regional del Partido Popular, Eduardo van den Eynde, afirmó que “es imperativo que Cantabria cambie de gestores, porque no se puede hacer menos y hacer peor en materia de empleo”. El parlamentario regional del PP añadió que ese cambio es urgente, ya que socialistas y regionalistas “ni saben ni quieren actuar en esta materia, que es el principal problema de nuestra sociedad”.

Según indicó Van den Eynde, “Cantabria sigue inmersa en una tendencia imparable y cada vez más grave de destrucción de empleo”, a lo que se deben añadir otros datos que, en su opinión, ofrecen “una radiografía extremadamente preocupante de la situación”.

 

Baja tasa de actividad

Al respecto dijo que si la comunidad tiene una de las tasas de paro “menos abultadas”, esto no se debe “ni a la fortaleza de nuestra economía ni a la actuación inexistente del Gobierno, sino a que tenemos una de las tasas de actividad más bajas de España”. Además, Van den Eynde asegura que Cantabria es una de las pocas regiones donde ha disminuido la población activa y el número de ocupados ha descendido, durante el último año, un 3,43%, frente a un descenso nacional del 1,28%.

“En Cantabria es de tal magnitud la atonía económica y es tal la situación de parálisis de la actividad, que cada vez tenemos menos activos y aún teniendo menos, tenemos muchos menos ocupados y muchos más desempleados”, subrayó Van den Eynde.

En su opinión, siendo datos que demuestran “cómo de grave es nuestra situación sociolaboral”, hay otros que producen “una enorme preocupación, como es el hecho de que en Cantabria haya 15.000 hogares con todos sus miembros en paro”.

Van den Eynde calificó como “indignante” que el Gobierno de regionalistas y socialistas, amparándose en el triunfalismo, “haya rechazado la posibilidad de poner en marcha planes de empleo y medidas de carácter extraordinario”. Pero a su juicio, resulta “aún más indignante que el presupuesto de políticas activas de empleo se haya reducido casi un 10%, mientras se incrementan los gastos de personal de las empresas públicas”.