El PP denuncia pasividad municipal ante la venta ambulante ilegal de patatas

screenshot723

El portavoz del Partido Popular en Torrelavega, Ildefonso Calderón, ha denunciado hoy la “pasividad” municipal ante la venta ambulante ilegal de patatas que, desde hace días, se realiza en plena calle y en distintos puntos del municipio. Una práctica de venta ambulante que, según Calderón, está generando “importantes perjuicios a más de un centenar de comercios que venden este producto en sus establecimientos en el término municipal”.

{xtypo_quote_left}¡Patatas!, ¡Patatas de La Rioja!{/xtypo_quote_left}

Calderón ha añadido que ha existido “algún caso aislado de inicio de sanción”, pero denuncia que la actitud general es de “pasividad y permisividad, lo cual debe corregirse de inmediato”, ha señalado el portavoz. Estos vendedores ambulantes han recorrido la ciudad al grito de “¡Patatas!, ¡Patatas de La Rioja!”, vendiendo sacos de 30 kilos del citado tubérculo a 10 euros, lo que ha causado el enfado y malestar de muchos comerciantes del sector alimentación.

El portavoz popular asegura haber recibido llamadas de comerciantes diciendo que en varias rotondas de la ciudad se instalan furgonetas y camiones para la exposición y venta de patatas de consumo humano. Esta práctica, para que sea legal, dice Calderón, sólo se puede hacer con la “autorización para el ejercicio de la venta ambulante”, una autorización o licencia que sólo puede dar la Alcaldía de Torrelavega, tal como dice el artículo 6.2 de la Ordenanza Municipal para la Regulación de la Venta Ambulante en el Término Municipal de Torrelavega.

Las ordenanzas destacan claramente que para la venta ambulante de estos productos alimenticios es necesario el informe preceptivo de los Servicios Sanitarios Municipales y los Veterinarios de Salud Pública. Además, aparte de lo que dice la Ordenanza Municipal y la legislación sobre productos alimenticios, la imagen del comercio de la ciudad, dice Calderón, queda “dañada con este tipo de prácticas que el Ayuntamiento no puede permitir bajo ningún concepto”.