El PP está desenfocado

Por Chabela Méndez, diputada del PSOE en el Parlamento de Cantabria

Ana Isabel Méndez (PSOE)El PP es el responsable de un grave retroceso en las políticas de igualdad y en la atención a víctimas de violencia de género en Cantabria y en España.

Hoy en Cantabria 1 de cada 4 mujeres cántabras está en situación de pobreza, y no es un dato baladí. Pero el PP está ocupado sacando pecho por el cumplimiento de un déficit suicida para las personas, pero rentable para sus cuentas.

Están desenfocados, no ponen el centro de interés de su gestión en lo que verdaderamente importa, en las personas.

Desconocen las realidad de las mujeres cántabras, una realidad muy negra hoy porque la crisis y las medidas anticrisis del PP están provocando nuestro retiro forzoso y silencioso del mercado laboral, y ahondando en los problemas de desigualdad que ya existían y estaban corrigiéndose.

Desenfocados, un paso por detrás de la sociedad e incapaces de reconocer lo que realmente preocupa hoy a los ciudadan@s, que no es otra cosa que nuestros derechos, nuestro trabajo y nuestras familias.

El informe del Eurobarómetro presentado en febrero en el Parlamento de la UE en Bruselas, constataba que para el 79% de la sociedad española, la desigualdad es uno de los principales problemas. Considera la ciudadanía que el desequilibrio salarial entre hombres y mujeres se ha agravado y que está poniendo serias trabas a las mujeres para que tengan hijos/as y para poder tener un empleo digno.

Desenfocados, hacen oídos sordos en su autocomplacencia. Desoyen los datos oficiales de la Organización Internacional del Trabajo, de la OCDE que nos avisan de que las diferencias sociales están profundizando aún más por sus brutales recortes y por su reforma laboral, que amenaza con anular el avance de la igualdad de los últimos años.

Los datos no engañan. El índice de paro juvenil del 57% es pavoroso y muchas mujeres jóvenes formadas ven desaprovechado su talento y su esfuerzo.

Las mujeres estamos viviendo con el PP un retroceso de 30 años en materia de igualdad. Nos han quitado recursos y prestaciones, pero también han aplicado su ideología para recortar en derechos y libertades.

Desenfocados, no quieren enterarse de que el mercado laboral en Cantabria está expulsando a las mujeres con mayor severidad. 6.364 afiliadas menos afiliadas a la Seguridad social y 595 trabajadoras autónomas cántabras menos.

27.793 mujeres paradas, 6.144 más que en 2011. Los peores datos de empleo de las mujeres de toda la serie histórica y no hay medidas urgentes para corregirlo, ya que a mayor precariedad laboral, menos derechos laborales y menos sueldo por igual trabajo.

Desenfocados, nos recortan sin piedad en Cantabria en Dependencia y eliminan los recursos de conciliación y las ayudas a las madres. Nos obligan así a las mujeres a volver a casa a cubrir los servicios públicos de cuidados que están desmantelando. La Ley de Dependencia está desapareciendo tras el despido de miles de cuidadoras mujeres y tras la eliminación de las prestaciones a los dependientes ( un 67% mujeres, muchas de ellas mayores de 80 años, sin recursos de atención en su entorno y con pensiones muy bajas).

Los copagos están empobreciendo a muchas mujeres solas que carecen de recursos para poder vivir. Miles de ancianas y viudas ven mermada su exigua pensión, una pensión que han puesto a disposición de sus hijos y nietos, porque lo importante es sostener a la familia. Dan ejemplo de que los valores familiares hoy, a pesar de lo que dice el PP, están más fuertes que nunca.

El PP lejos de esta realidad, vive en la autocomplacencia mientras eliminan los programas y centros de atención a las víctimas de violencia de género, rompiendo todo el consenso e incumpliendo gravemente dos leyes contra la violencia de género. En Cantabria entre 2005 y 2009 en un estudio hecho por los médicos de atención primaria, 4.678 mujeres reconocían ser víctimas de maltrato.

El asesinato de mujeres por violencia de género no es un hecho casual. No lo es. Hasta los jueces denuncian que los recortes están encerrando a las víctimas y a sus hijos/as en sus casas a disposición del agresor y han rebajado el nivel de las denuncias.

Y mientras, el PP desenfocado, agacha la cabeza ante una Iglesia católica que nunca tendrá suficiente cuando se trata de mantener a las mujeres “en el redil” que a ellos les conviene. Raudos y veloces eliminan la igualdad y la educación sexual en las escuelas, la anticoncepción de urgencia o nuestro derecho a abortar y decidir en libertad nuestra maternidad.

Los recortes no son nunca gratis para las mujeres que somos las que principalmente los padecemos directa o indirectamente, las mujeres solas con hijos a cargo, las desempleadas, las que quieren ser madres y no lo ven posible, las que están jubiladas con una pensión de saldo… a todas ellas los recortes las están hundiendo.