El PP propone rebajar los impuestos medioambientales

La diputada regional del Partido Popular y portavoz de su grupo en materia de Medio Ambiente, Isabel Urrutia, defenderá en el próximo Pleno del Parlamento una iniciativa por medio de la que propondrá al Gobierno que los tributos medioambientales para el año 2011 queden en las mismas cuantías que tenían en el año 2008.

Urrutia, quien explicó que los ayuntamientos “están pagando hoy el doble que en el año 2006 por la tasa de gestión final de residuos o que a los cántabros se les ha subido un 204% el tramo fijo del canon de saneamiento”, aseveró que “en momentos de dificultades económicas bajar los impuestos a los ciudadanos es una medida de progreso y posible”.

La diputada señaló que “a ningún ciudadano de Cantabria, a ningún Ayuntamiento de esta Región se le escapa hoy la escalada tan espectacular que en los últimos años han sufrido los tributos, impuestos, tasas y precios públicos en materia medioambiental. Al Gobierno de Cantabria tampoco, que además de ser el responsable en este aumento, año a año lo ha visto reflejado en el aumento de su recaudación respecto a estos tributos.
A ningún ciudadano se le escapa, porque basta con hacer una comparativa de lo que pagábamos los cántabros en el año 2006 por el canon de saneamiento y lo que pagamos en este año 2010″.

Urrutia añadió que “nos han vendido desde el Gobierno de Cantabria, con un cinismo impresionante, que los recursos se recaudan de los que más tienen y que se gravan y aumentan a los que más tienen; lo hizo el año pasado el consejero de economía cuando presentó los presupuestos, lo ha hecho durante este año cada vez que ha tenido oportunidad y este discurso falso que se cae en cuanto se ponen encima de la mesa los hechos se ha sumado ahora el presidente del Gobierno”. “Y el resultado es que Revilla, por ejemplo, ha aumentado a todos los cántabros en un 204 % el canon de saneamiento para este año, que no diferencia quien tiene más o menos, grava a todos por igual”

 
En opinión de la popular, “no ha habido motivos de solidaridad, ni progresivos, no ha habido ni tan siquiera motivos medioambientales, es una obsesión enfermiza por recaudar más y más, y ello lo demuestra como en tan solo un año la Consejería de Medio Ambiente por tasas y precios públicos pasó de recaudar más de 16 millones de euros a casi 33 millones de euros. Ese ha sido el único afán del Gobierno de Cantabria; que los cántabros y los ayuntamientos hayamos notado la crisis y la hayamos visto agravada por el aumento y la creación de nuevas tasas, pero que el Gobierno no lo haya notado para nada”.

Para el Partido Popular, “la situación de crisis actual que llevan padeciendo las empresas, las familias y los ayuntamientos durante los últimos dos años, hace que solicitemos cordura al Gobierno de Cantabria y que piense en las economías familiares y de los ayuntamientos, y deje de una vez, de esquilmar y ahogar a los ciudadanos y a los municipios”, y por ello han presentado una proposición no de ley en la que solicitan que los tributos medioambientales, canon de saneamiento, tasas y precios públicos, que han aumentado en los cinco últimos años “de forma espectacular y que gravan a familias y ayuntamientos queden fijados en el año 2011 en las mismas cuantías que lo estaban en el año 2008”.
Y