El precio de los libros de texto complica la ‘vuelta al cole’

  • Vuelta al cole con las pilas cargadas y la cartera vacía
  • Muchas familias han tenido grandes dificultades para poder pagar los libros de texto

La vuelta al cole más cara de los últimos años / Foto: © V&P Photo Studio - Fotolia.comLibros, mochilas, pinturas y nervios, muchos nervios se viven estos días en todos los colegios e institutos españoles, comienzan de nuevo las clases. Llegó septiembre y con él el nuevo curso escolar que para muchos comienza esta misma semana.

Los escolares comienzan el nuevo curso con las pilas cargadas después de un largo verano de descanso, pero la que seguramente no comience el curso tan cargada es la cartera de los padres.

¿Cuánto cuesta empezar al cole? ¿La cuesta de enero será a partir de ahora la cuesta de septiembre? Uniformes, libros, material escolar, ropa de deporte, extraescolares, son algunas de las cosas en las que los padres tienen que emplear gran parte de su sueldo este mes.

Si se suman todos los gastos que tiene un niño al comenzar el curso podemos deducir que más o menos la media por niño es de unos 350 euros, incluyendo libros de texto, material y ropa. Pero, ¿dónde es más barato comprar los libros de texto, en una librería o en una gran superficie?

En general los libros de texto suelen ser más baratos en las grandes superficies que en las pequeñas librerías, pero hay gente que prefiere aún así comprarlos en su librería de toda la vida. Contamos con la opinión de varias madres, Paz es madre de una niña de quinto curso y compra los libros de su hija en un centro comercial, “yo le prefiero comprar los libros a mi hija en Carrefour antes que en cualquier librería, ya que me sale muchísimo más barato, la madre de una compañera que es amiga mía los compró en una librería y hay una diferencia de casi 100 euros”.

{xtypo_quote_left}Ha llegado a haber una diferencia de casi 100 euros en la compra de los libros de texto en un librería que en un centro comercial{/xtypo_quote_left}

Sin embargo hablamos con Isabel, madre de dos niños de tercero de primaria y primero de la ESO, que prefiere comprar los libros de texto en su librería de toda la vida, “me he gastado entre los dos casi 600 euros, pero comprándolo en la librería de siempre me aseguro que me llegarán todos a tiempo y no tendré problemas de no encontrar alguno de los libros que necesito, me ahorro estar dando viajes y no me arriesgo a que los niños empiecen el colegio faltándoles alguno de los libros. Además tenemos el vale para el material que entre los dos lo gasto fácilmente en un día”.

Hablamos con la dueña de la famosa librería Campillo de Torrelavega en la que cada septiembre vemos unas largas colas de padres e hijos esperando para recoger los libros que utilizarán el nuevo curso, cuyo responsable asegura que “hemos notado la crisis como todo el mundo pero no especialmente, la gente sigue comprando los libros y el material igualmente”. “No notamos cambios ni que la gente se haya decido por comprar los libros en las grandes superficies, seguimos más o menos igual que antes de que los centros comerciales ofertaran libros de texto”, apunta.

{xtypo_quote_left}Las ayudas no me sacan de nada porque hay que cobrar una miseria para que te las den{/xtypo_quote_left}

Al preguntarle por la diferencia de precios, lo tiene claro “no creo que haya tanta diferencia como la gente dice, no creo que estuviera permitido, no habrá tanta diferencia cuando nosotros seguimos teniendo los mismos clientes

Pocos son los libros de texto que cuestan menos de 20 euros, sean del curso que sean, ya que hasta los niños que comienzan el colegio con dos años tienen que llevar libros que superan los 40 euros de precio. Las editoriales por su parte han tomado hace ya algunos años la medida de dividir los libros en trimestres para que el escolar soporte menos peso a la hora de ponerse la mochila y dirigirse al colegio, pero lo que no han tenido en cuenta las editoriales es el trastorno que causan a las familias con más de un hijo al cambiar cada poco tiempo las ediciones de los libros de texto de tal forma que no sirven de un hermano para otro obligando a los padres a comprarlos de nuevo cuando en realidad son cosas insignificantes las que los diferencian, la misma propietaria de Campillo nos habla sobre el tema ” nosotros éramos un montón de hermanos y nunca nos sirvieron los libros de unos para otros”.

{xtypo_quote_left}Las editoriales cambian cada cierto tiempo la edición de los libros y eso obliga a los padres a gastar más, ya que no suelen servir los libros prestados de un niño para otro{/xtypo_quote_left}

Mercadillos de libros

Una iniciativa que se ha llevado a cabo en muchos colegios e institutos, es “El mercadillo de libros” que consiste en la venta de libros de años pasados, cuando un alumno finaliza el curso vende sus libros en el mercadillo del colegio a un precio simbólico. Hablamos con una de las integrantes de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (A.M.P.A.) del instituto Besaya (Torrelavega), que afirma que cuando finaliza el curso “el alumno puede venir con sus libros miramos si sirven para el año pasado y nos los vende por un precio simbólico de cinco euros, después nosotros los dejamos en la biblioteca y también por un precio simbólico otros niños los pueden adquirir”.

{xtypo_quote_left}Recogemos y vendemos los libros por un precio simbólico, los chicos los cuidan así que los libros que nos traen están por normal general en buen estado{/xtypo_quote_left}

Hablamos también con una alumna del centro María, que ha comprado los libros otros años en el mercadillo de libros y ha dejado los suyos, “yo siempre los vendía y así me compraba los de mi año más baratos”, afirma. “Son mucho más baratos que en las librerías”, añade.

Menos familias pueden acceder al cheque para libros de texto

Una de las últimas medidas de recorte ha supuesto la reducción de familias que pueden acceder al cheque que el gobierno de Cantabria otorgaba a las familias de 100 euros para los libros de texto de primaria y 150 para los de secundaria. Actualmente el importe de la cuantía ha aumentado de 100 a 120 en primaria y de 150 a 170 en secundaria, pero las familias beneficiarias del cheque son muchas menos, ya que el gobierno ha ampliado la cuantía pero ha reducido el número de familias que lo disfrutarán imponiendo unos requisitos para acceder a él más especiales, ya que solo las familias de máxima pobreza podrán obtenerlo.

Las exigencias formales para obtener la ayuda de la consejería de Educación, son haber presentado la solicitud con la pertinente documentación, estar matriculados en un centro público, y que los ingresos de los miembros computables de la unidad familiar procedan únicamente de rentas de integración social o pensiones no contributivas.

Amada Pellico encargada de gestionar los servicios sociales en el ayuntamiento de Torrelavega nos cuenta cómo gestiona el consistorio el tema de las ayudas para material escolar y libros de texto, “las ayudas son fundamentalmente de compra de material escolar, aunque deberíamos reforzar en otros campos”

“Se celebró un pleno el 21 de agosto y teníamos una cuantía de 23.000 euros para servicios sociales en materia de educación, y ahí pudimos ver a qué familias daría ayudas las consejería, y qué requisitos tendrían que cumplir, familias que obtuvieran ingresos de rentas de integración social, personas no contributivas o personas que hayan perdido el derecho a percibir el derecho de desempleo”, señala. “Con esos criterios aun pensamos que puede haber personas que estén en una grave situación económica, aunque no cumplan los criterios, como personas tengan prestación de desempleo o autónomos que estén en una grave situación económica, como por ejemplo una familia de más de tres miembros que sus ingresos sean menores de 749 euros mensuales, y por lo que nosotros consideramos hay familias que los tienen aunque sean activos, trabajaremos en coordinación con los colegios y con las librerías de la ciudad, informaremos a los colegios de los requisitos y se las ayudará siempre y cuando estén en una situación económica grave”.

Belén, una madre de tres niños que nos da su opinión sobre estas ayudas “a mí no me sacan de nada porque hay que cobrar una miseria para que te las den, el año pasado las daban a más gente aunque fuera menos y ahora ponen unos criterios con exigencias demasiado exageradas, por lo menos en mi familia que somos cinco, y los libros de texto son muy caros”.

Otra de las alternativas para los padres a la hora de buscar ayuda para material escolar es acudir a las ayudas que ofrece la Fundación Solidaridad Carrefour y Cruz Roja Española que los días 7 y 8 de septiembre recogieron en 146 localidades españolas material escolar que fue donado por los ciudadanos y que se entregará a las familias con niños en edad escolar y que estén atravesando por dificultades económicas.

Esta es la cuarta vez que se celebra La Vuelta al Cole Solidaria, que se celebrará en 171 hipermercados y centros Carrefour, el objetivo de este proyecto es intentar reducir los gastos que tienen las familias con la vuelta al cole cada mes de septiembre, se estima que más de 12.000 niños y niñas de toda España se beneficiarán de esta iniciativa.

La Cruz Roja por su parte igualará la cantidad que se recoja en los centros comerciales, doblando así la suma que se entregará, y después la institución será la encargada de repartir el material escolar entre los escolares más desfavorecidos de las provincias españolas.

Más de 2.000 voluntarios de Cruz Roja Española atendieron los pasados 7 y 8 de septiembre a los ciudadanos que decidieron acercarse a las mesas instaladas en los centros Carrefour que participaron en esta iniciativa solidaria y recogieron el material que los ciudadanos donaron.

En la edición de “Vuelta al Cole Solidaria” del año pasado en la que participaron 157 centros de toda España, la Fundación Solidaridad Carrefour entregó a Cruz Roja Española material escolar por valor, en total, de 295.764 euros. De este modo, igualó con ello los 147.882 euros donados directamente por los ciudadanos. Estos materiales se destinaron a más de 12.000 niños y niñas en riesgo de exclusión social.

A todo esto hay que añadirle la subida del IVA que se produjo el pasado día uno de septiembre y que afectó al material escolar, en la librería Campillo han notado que los padres adelantaban sus compras, “han venido antes de acabaran el mes, se ha notado mucho la subida del IVA, ya que otros años apuraban hasta el último día y este año la mayoría han adelantado sus compras para que no les cogiera la subida”. Otra de las opciones que actualmente tienen las familias para ahorrar en libros de texto es la de donar al centro los libros de cursos pasados y así obtener los del curso correspondiente de otro alumno del mismo colegio.

La subida del IVA afecta sobre todo al material escolar, por eso los padres han adelantado sus compras al mes de agosto

Los gastos que se producen en septiembre para las familias son bastante mayores que los que se llevan a cabo en la campaña de Navidad, ya es muy difícil recortar en la educación de los hijos, pero esto no acaba aquí, ya que los libros solo se pagan en septiembre pero el comedor, los gastos extraescolares, la ropa o el material perduran durante todo el curso. Con la subida del IVA y la eliminación de ayudas cada día se hace más difícil llevar a cabo la vuelta al cole y al final terminarán llorando más los padres que los propios niños que comienzan su primer día de colegio.