El presupuesto para gastos corrientes del Gobierno de Cantabria aumentó en más de 72 millones

 

  • Aumentan los gastos en “pura burocracia”, según La Unión
  • Las inversiones reales se desploman un 36,22 %, y los gastos corrientes se disparan un 22,24 %, según La Unión
  • Sebrango afirma que los presupuestos baten el récord en “burocracia inútil”

 

La formación política extraparlamentaria La Unión, liderada por Rafael Sebrango, ha denunciado que el presupuesto 2013 del Gobierno de Cantabria aumenta en más de 72 millones de euros el presupuesto para gastos corrientes (72.273.524 millones) mientras que “no hay dinero para inundaciones” ni para inversiones en la economía real.

Sebrango señala que las manifestaciones del Presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, indicando que “no hay dinero para ayudas a los afectados por las inundaciones”, son “producto del disparate que ha cometido con los Presupuestos Regionales de Cantabria para este año”, en los que “sí hay dinero, pero para batir nuestro record histórico en burocracia inútil”.

El Presidente de la formación, Rafael Sebrango, señaló que el Gobierno Regional de Cantabria “sí ha reducido el gasto de personal”, pero “simultáneamente ha incrementado el presupuesto para Gastos Corrientes, en nada menos que 72 millones de euros respecto del año pasado”.

“Es obvio que no tiene dinero para ayudas por las inundaciones”, lo cual queda confirmado por el propio Presupuesto Regional, pero, añadió “porque no ha querido tenerlo, y ha decidido incrementar los Gastos Corrientes, es decir, el gasto puramente burocrático”, lo cual “es un modo como cualquier otro de suicidio económico”.

“No hay modo de entender a este Gobierno”, indicó, “ha derrumbado el dinero destinado a inversiones reales, y ha logrado batir el record en gastos corrientes”, por lo que “es normal que no tenga dinero para ayudar a la gente, pero esto es sola y exclusivamente por sus malas decisiones, por su mala cabeza”.

La cantidad total destinada a gastos corrientes para el año 2013, “es un record absoluto, nunca ningún gobierno en Cantabria ha llegado a 397 millones de euros en este gasto burocrático”. Y este record “convive con la menor cantidad jamás gastada por ningún gobierno en inversiones reales”.

Sebrango recordó que el concepto de Gastos Corrientes, engloba los gastos destinados por las Consejerías del Gobierno Regional en “material y suministros de oficina, publicidad y propaganda, pequeñas reparaciones, arrendamientos, reuniones, conferencias, y estudios técnicos, que se encargan a gente de confianza”.

“Mientras el Presupuesto Total ha disminuido un 6,01 %, las inversiones reales se desploman un 36,22 %, y los gastos corrientes se disparan un 22,24 %”.

“La mala cabeza del Gobierno Regional, es la culpable de que no haya para las ayudas a los afectados por las inundaciones, y no la falta de dinero”, apostilló “que sobra para cosas claramente inútiles”.

Si el Gobierno no rectifica, finalizó, “reduciendo el gasto en el propio bienestar de las instituciones, va a rematar la economía real de Cantabria, y va a dejar tirados no sólo a los afectados por las inundaciones”.