El PSOE acusa al alcalde de emplear a los vecinos de Cabildo y Tetuán como “rehenes”

El PSOE de Santander, a través de su portavoz Eugenia Gómez de Diego, ha solicitado hoy la convocatoria de una comisión “extraordinaria y urgente” con el objetivo de “desbloquear”, la aprobación de las modificaciones puntuales que tienen “paralizadas” la renovación del Cabildo de Arriba y la rehabilitación del edificio que sufrió el incendio en Tetuán.

La socialista asegura que el informe técnico de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) ha devuelto el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) al Ayuntamiento, instándole a realizar medio centenar de modificaciones en el documento, “lo que demuestra la incapacidad del equipo de gobierno municipal para sacar adelante el planeamiento urbanístico de la ciudad”.

Según ha explicado Gómez de Diego, estas modificaciones suponen el “incumplimiento” en las fechas anunciadas por el Gobierno regional y municipal, y un “nuevo retraso” en la tramitación de proyectos “trascendentales” para la ciudad.

Entre estos proyectos, ha citado la ampliación del Parque Científico y Tecnológico (PCTCAN) o La Remonta, y ha tenido especial atención para los vecinos del Cabildo de Arriba y los afectados por el incendio de Tetuán, “dos barrios que están sufriendo directamente la incapacidad del Ayuntamiento”

Según ha recordado, el Grupo Municipal Socialista siempre ha defendido que estos proyectos, que los vecinos del Cabildo y de Tetuán, “no podían esperar” a la aprobación del nuevo Plan General, y que era necesaria una modificación urgente del Plan vigente.

El alcalde usa a los vecinos como “rehenes”

En este sentido, la portavoz socialista ha señalado que “lo más lamentable es que el alcalde, en una estrategia equivocada, haya utilizado a los vecinos como rehenes para tratar de agilizar la aprobación de un mal Plan General, que, además de estar incompleto, ancla a la ciudad al pasado y cierra las puertas a la modernidad, el conocimiento y la innovación”. “Nosotros le pedimos que, una vez fracasada esta estrategia de aprobar contra viento y marea el Plan General, libere a los vecinos”, ha aseverado Gómez de Diego, que ha apuntado que “este capricho le está saliendo muy caro a Santander”.