El PSOE de Santander denuncia la aprobación de otros 4 millones de euros de “facturas en el cajón”

-Pedro Casares critica que solo en 2018 el PP ha aprobado facturas con reconocimiento extrajudicial de créditos por valor de 8,7 millones de euros “sin dar cuenta de ello en el Pleno del Ayuntamiento”

-El líder socialista destaca que gracias “al voto cautivo” de un concejal tránsfuga se han aprobado gastos en la comisión de Hacienda “que no se han realizado conforme al procedimiento legalmente establecido”

 

El secretario general del PSOE y portavoz municipal en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, denuncia que la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el equipo de gobierno del Partido Popular han aprobado otros 4.025.574,14 euros de “facturas en el cajón” en 2018.

Casares afirma que en la comisión de Hacienda del ayuntamiento, celebrada este viernes 21 de diciembre, el equipo de gobierno del PP ha aprobado “gracias al voto del concejal tránsfuga de Ciudadanos” el pago de esta cuantía por reconocimiento extrajudicial de créditos, relativos a la existencia de gastos realizados por distintos servicios municipales.

“Esta mala costumbre del PP, enfatiza el portavoz socialista, que señala que se incumple “de forma reiterada” la Ley de Contratos del Sector Público. “Esto no es casual, que ha pasado una vez o dos, sino que se ha convertido en la forma habitual de gestión económico- financiera del Partido Popular en Santander” asegura.

 

El líder de los socialistas santanderinos denuncia que con la aprobación de hoy, solo en 2018 el PP ha aprobado facturas por reconocimiento extrajudicial de créditos por valor de 8.715.905,76 de euros “sin dar cuenta de ello en el Pleno del Ayuntamiento” en tres aprobaciones de créditos extrajudiciales.

Y critica que la Alcaldesa y el PP han optado esta legislatura por que los reconocimientos extrajudiciales de crédito “no pasen por el Pleno y tratar de que la ciudadanía no se entere”. Aprueban “todas las facturas en el cajón”, con el “voto cautivo” de un concejal tránsfuga en comisión, como ha vuelto a suceder hoy.

En este sentido, Casares señala que esta “anomalía” se produce fruto de una “nefasta gestión municipal”, como reconoce la concejala de Hacienda en el acuerdo presentado al afirmar que se produce “por demoras en los procedimientos de contratación correspondientes y por el exceso en el plazo máximo de los contratos”.

“El PP trata de esconder hechos muy graves como es que algunos de esos gastos no se han realizado conforme al procedimiento legalmente establecido”, tal y como señala el informe del propio interventor y por lo que ahora se ven obligados a aprobar este reconocimiento extrajudicial “para cerrar las cuentas del año”.

 

En concreto, 49.527,09 euros que corresponden al suministro de material eléctrico realizado durante 2018 en tanto se tramitaba el correspondiente contrato, subraya Casares.

 

De las facturas, como asegura el edil, 3.976.047,05 de euros son para pagar facturas de contratos de servicios o suministros en vigor que han excedido el plazo de los mismos. “Es tal el descontrol de la gestión, la falta de previsión y el seguimiento de la situación de los servicios municipales, que todo es un caos que ahora tenemos que pagar”.

 

Entre los servicios, está el pago de las nóminas de los trabajadores de Parques y Jardines, adjudicación del servicio que venció y que, al ser un servicio ineludible y no puede detenerse la prestación del mismo, se tiene que seguir manteniendo el servicio por la empresa anterior adjudicataria.

 

También por ejemplo el servicio del sistema de Telecomunicaciones, cuyo contrato finalizó en agosto, continuándose también con la prestación del servicio “por su necesidad”.

 

Asimismo, otro de los servicios “cuya factura en el cajón hay que pagar ahora” es el de la limpieza y mantenimiento de las instalaciones y autobuses del Servicio Municipalizado de Transportes Urbanos (SMTU) “porque aún no han licitado el nuevo contrato esperando a tener las nuevas cocheras del TUS, que llevamos 11 años esperando”.

Por último, Pedro Casares pide a la alcaldesa y al Partido Popular “cesar en esta práctica que ha convertido en habitual”.

“Deben comenzar a ser responsables y a ordenar la forma de trabajar para evitar que se tengan que prestar excediendo el plazo del contrato la gran mayoría de los servicios municipales que privatizaron” concluye.