El PSOE presenta una moción para impedir que el PP especule con los terrenos de La Pereda

  • Gómez de Diego señala que De la Serna tiene en sus manos la llave para impedir el cierre de La Pereda blindando el terreno como uso dotacional

El PSOE presenta una moción para impedir que el PP especule con los terrenos de La Pereda

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Santander ha registrado una moción para intentar impedir que el Gobierno de Cantabria puede especular con los terrenos donde se encuentra el Centro de Atención a la Dependencia La Pereda, según ha anunciado su portavoz, Eugenia Gómez de Diego.

De Diego quiere que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander se comprometa a mantener la calificación de los terrenos como dotacional.

La portavoz socialista ha explicado que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander establece que la finca de La Pereda debe ser de servicio público, por lo que si el Ayuntamiento no autoriza un cambio en la calificación, el Gobierno no podrá “especular” con el terreno.

“A día de hoy ya nadie duda de que el cierre de La Pereda responde a intereses especulativos”, ha asegurado Gómez de Diego, que confía en que el Gobierno regional desista de cerrar La Pereda si el Ayuntamiento santanderino “cierra la puerta al negocio”.

De este modo, ha señalado que el alcalde, Íñigo de la Serna, “tiene en sus manos la llave que impediría el cierre de La Pereda” y ha manifestado su deseo de que el regidor “se ponga del lado de sus vecinos y no del de la especulación”.

“Si rechaza esta propuesta, el alcalde dará vía libre al Gobierno para hacer negocio con la residencia de ancianos”, ha apostillado Gómez de Diego, que ha recordado que el cierre de La Pereda “agravará el déficit de plazas en la ciudad”, que ha estimado en más de 200.

La moción se debatirá en Pleno el 31 de mayo.

También, Gómez de Diego ha recriminado a Buruaga por haber “extorsionado” a los ancianos enviando una “carta amenazante”, lo que a su juicio demuestra, además del “nulo tacto y sensibilidad” de la vicepresidenta regional, que el Gobierno está “carente de razones”.

Y en cuanto a las justificaciones, cree que presentar un informe de 2006 es una “broma de mal gusto”. En este sentido, ha reclamado a la vicepresidenta que presente un informe que valore la situación actual de la residencia y que cuantifique el valor de las obras que serían necesarias para terminar de adecuar el edificio.