El PSOE propone que el Ayuntamiento se quede viviendas para colectivos de especial riesgo o necesidad

Rosa Inés García considera que la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) debe revisar  la tipología de viviendas de protección oficial para adecuarla a las necesidades de los demandantes

La concejala del grupo municipal socialista Rosa Inés García propone que la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) del Ayuntamiento de Santander renuncie a vender, como pretende el equipo de gobierno del PP, las viviendas que le corresponden por cesión obligatoria en las promociones de viviendas de protección oficial (VPO) y que las destine a colectivos de especial necesidad.

Asimismo, García solicita que se revise la tipología de viviendas de protección oficial que construye la Sociedad de Vivienda y Suelo de Santander para adecuar la oferta a la demanda y evitar, por ejemplo, que a una familia numerosa le por sorteo corresponda -como sucede ahora- una vivienda de una habitación o, por el contrario, a una madre soltera una casa con varias habitaciones.

Para evitar, al menos momentáneamente, éstos casos que se están produciendo, la representante del PSOE en la Sociedad de Vivienda y Suelo de Santander ha propuesto que se habilite la fórmula para poder cambiar la vivienda obtenida por sorteo cuando ésta no se ajusta a las necesidades del beneficiado.

Tanto en la reunión de la SVS celebrada en el mes de febrero como en la celebrada hoy viernes, Rosa Inés García ha defendido la necesidad de revisar la tipología de las viviendas de VPO construidas por el Ayuntamiento de Santander a través de la SVS, para intentar que se ajusten a las necesidades reales de muchos colectivos en situación de riesgo o necesidades especiales: familias numerosas, madres solteras o, entre otros, discapacitados. Para lo cual, “es imprescindible que el Ayuntamiento no venda las viviendas que pueden corresponden al municipio en función de la cesión obligatoria, que no las haga dinero, sino que las mantenga como una bolsa de viviendas municipales destinada a colectivos con especial necesidad”, plantea.

“Es cierto -subraya Rosa Inés García- que el Ayuntamiento de Santander tiene mucha necesidad de liquidez económica dada la precariedad de algunas fuentes de ingresos afectadas por la crisis. Pero mucho más importante que hacer dinero es dar respuesta a personas con necesidades vitales para poder sobrevivir en ocasiones, como pueden ser un cabeza de familia solo con hijos a su cargo o una victima de violencia de género”.

En este sentido, García expresa su satisfacción por la decisión del Gobierno de Cantabria de aportar 1,4 millones de euros para la construcción de las 130 viviendas de protección oficial en Peñacastillo.

Igualmente, García ha hecho constar en la reunión de la SVS, la conveniencia de que el Ayuntamiento de Santander firme un convenio con dicha sociedad de vivienda para regular los porcentajes del aprovechamiento que le corresponden al municipio en cada promoción de VPO .

“Es importante -afirma la concejala socialista- que todo lo que rodea a la construcción publica de VPO desde la Sociedad de Vivienda y Suelo tenga carácter social, además de económico. Hoy, las necesidades de una vivienda para una familia con dos o tres hijos, no se ven recogidas en la tipología de dichas viviendas y, el sorteo para adjudicar dichas viviendas a los demandantes, puede resultar absolutamente injusto: ¿Qué hace una familia numerosa con una VPO de una habitación?”.

La concejala concluye que es preciso adecuar la tipología de estas viviendas para ajustar la oferta a la demanda real y realizar sorteos en función de la composición de las unidades familiares para evitar estas situaciones. “El Consejo de Administración de VPO va a estudiar esta propuesta del grupo municipal socialista, lo que me llena de satisfacción”, subraya.