El Punto de Encuentro Familiar ha atendido en cinco años a un total de 562 personas

El Punto de Encuentro Familiar ha atendido en cinco años a un total de 562 personasEl Punto de Encuentro Familiar ha atendido, durante sus cinco años de funcionamiento, a un total de 562 personas, de las que 341 han sido adultos y 225 menores. Este servicio permite que los hijos mantengan el contacto con el progenitor no custodio y su familia en casos en los que se producen separaciones o divorcios conflictivos o en los que se dan circunstancias que aconsejan que estos encuentros se realicen bajo tutela.
El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, acompañado por la concejala de Familia, Bienestar Social e Igualdad, Isabel Gómez-Barreda, ha visitado las instalaciones del Punto de Encuentro Familiar, que cumplen ahora cinco años y que se ampliaron el año pasado con el fin de mejorar el servicio y atender a un mayor número de familias.
El Punto de Encuentro Familiar del Ayuntamiento de Santander abrió sus puertas en diciembre de 2005 con el objetivo de garantizar el derecho de los menores a mantener las relaciones con el progenitor no custodio y la familia de éste, además de proporcionar seguridad a las víctimas de maltrato familiar durante el cumplimento del régimen de visitas.
Además, este servicio, ubicado en el Centro Municipal de Familia, en la calle Cisneros 40, ofrece una alternativa para favorecer un restablecimiento de las relaciones paterno-filiales y trata, en definitiva, de favorecer el bienestar de los hijos y sus padres, ayudándoles a adaptarse al nuevo modelo familiar.
De la Serna afirmó que el Ayuntamiento de Santander presta este servicio con el fin de atender las necesidades de las familias santanderinas y a pesar de que no forma parte de sus competencias.
“Estamos comprometidos con las familias y, desde el Centro Municipal de Familia, ponemos a su disposición una serie de recursos que van desde la mediación en los casos de separación o conflicto a una escuela de padres, para ayudarles a resolver los problemas con sus hijos, especialmente los adolescentes, pasando por otros servicios, como es la ludoteca, que trata de hacer más fácil la conciliación de la vida familiar y laboral”, explicó el alcalde.

Más de 1.400 servicios de recogida y entrega de menores este año

Pueden acceder al servicio de Punto de Encuentro Familiar aquellos miembros de familias en las que existe conflicto o dificultad para cumplir el régimen de visitas y, por lo tanto, para mantener la relación entre los menores y sus progenitores.
Asimismo, se puede hacer uso de este servicio en situaciones de violencia que suponen un riesgo para alguno de los miembros de la familia durante el cumplimiento del régimen de visitas.
Ofrece a las familias un soporte físico y profesional adecuado que garantiza un buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional del menor, y que prepare a ambos progenitores y sus familias para conseguir una autonomía respecto del servicio y que puedan relacionarse de manera funcional.
En el Punto de Encuentro Familiar se ofrecen los servicios de recogida y entrega de menores (la madre o el padre entrega al menor para que el progenitor no custodio le recoja y le entregue posteriormente, según el calendario y el horario establecido por el juzgado, la entidad que ha derivado el caso y el Punto de Encuentro Familiar); visitas tuteladas o supervisadas por los profesionales del Punto de Encuentro Familiar, que están presentes durante toda la visita, que no puede ser superior a 3 horas; visita sin necesidad de supervisión o tutela; y servicio de acompañamiento dentro del municipio (en caso de que al progenitor no custodio le sea imposible acudir al punto de encuentro por estar, por ejemplo, hospitalizado o en prisión).
Durante este año 2010, se han realizado 78 entrevistas, tanto a usuarios adultos como a menores, con una duración media por entrevista de 75 minutos. Desde el pasado mes de enero se han llevado a cabo 1.409 servicios de entrega y recogida, lo que supone una media semanal de 35.
Respecto a las visitas tuteladas o supervisadas, se han producido 92 este año, mientras que en otros 21 casos las familias han utilizado el espacio como lugar de encuentro para estar con sus hijos sin necesidad de supervisión técnica.
En la actualidad, 19 de los 46 expedientes abiertos están sujetos a orden de alejamiento.
Del total de casos atendidos, en el 82,6 por ciento de ellos al menos uno de los dos progenitores reside en el municipio de Santander.
El Punto de Encuentro Familiar, situado en el Centro Municipal de Familia (calle Cisneros, 40), funciona los miércoles, sábados y domingos en horario de mañana y tarde, además de los martes y jueves por la mañana y los viernes por la tarde. No obstante, el horario se puede modificar o ampliar en función de las necesidades de los usuarios del servicio. En este servicio trabajan 1 coordinador, 3 psicólogas y 1 trabajador social.