Elevada al Supremo la causa en la que una juez considera que Ignacio Diego pudo cometer presunto cohecho

  • Una empresa de la trama del caso Pokémon habría pagado en 2010 estancias en un balneario de lujo para el hoy presidente de Cantabria, Ignacio Diego y el consejero de Obras Públicas, Francisco Rodríguez Argüeso
cantabria_diario_fotografias3087
Ignacio Diego / Archivo

Santander, 29 de noviembre de 2014-. La magistrada de la Operación Pokémon contra la corrupción, la juez Pilar de Lara, ve indicios de presunto cohecho contra el actual presidente de Cantabria, Ignacio Diego, a quien Aquagest -una empresa de la trama Gürtel- pagó estancias en un balneario de Asturias en 2010, cuando Diego estaba en la oposición.

Las facturas de agosto de 2010 del Hotel Las Caldas Villa Termal incluían estancia en habitación doble, la cuenta del restaurante, y un tratamiento facial.

Lara cree que Diego y Argüeso podrían haber cometido un presunto delito de cohecho, motivo por el cual se eleva la causa al Supremo para investigar este asunto en profundidad, al estar Diego aforado.

La magistrada también destaca que la empresa Aquagest mantiene importantes intereses comerciales en Cantabria, al gestionar el agua de El Astillero -municipio del que Ignacio Diego fue alcalde- Camargo y Santoña.