• 25 de febrero de 2024

Cómo evitar las estafas a través de las redes sociales e Internet

Compartir:

– Falsos sorteos, falsas descargas de películas y música y ver quién visitó nuestro perfil, entre las estafas más habituales

Cómo escapar de las estafas a través de las redes sociales e Internet / Foto: (C) CANTABRIA DIARIO
Cómo evitar las estafas a través de las redes sociales e Internet / Foto: (C) CANTABRIA DIARIO

Durante el verano llega el buen tiempo y el relax, y eso hace que bajemos la guardia, también a la hora de movernos a través de Internet y las Redes Sociales. Pero, para evitar disgustos, vale más prevenir que curar: no hay que bajar la guardia, porque los ciberdelincuentes intentan hacer, literalmente, su particular agosto.

Los ciberdelincuentes no se toman vacaciones de verano, y sus miles de trampas, cada vez más sofisticadas, están distribuidas para intentar hacer caer a los usuarios desprevenidos. Aquí veremos algunos de los trucos, timos o estafas más habituales, y así podremos evitarlos.

  1. ¿Quién ha visto tu perfil en Facebook? Esta es una de las estafas más habituales, que juega con la natural curiosidad humana. La red social Facebook lo ha dicho en infinidad de ocasiones: no se puede ver quién ha visto nuestro perfil en Facebook. Cualquier aplicación que promete eso, miente. Y, al dar acceso a esta aplicación, podríamos estar dando nuestros datos personales a redes de ciberdelincuentes. No piques, no es verdad: no se puede saber quién ha visitado nuestro perfil en Facebook.
  2. Cambiar el color de Facebook: truco viejo que vuelve. No piques, no se puede cambiar el color de Facebook, si lo haces estás infectando tu ordenador o tu teléfono con virus o malware y, nuevamente, regalando tus datos personales a redes de delincuentes.
  3. Cupones descuento: No, Mercadona no te ofrece un cupón descuento a través de WhatsApp, ni de Facebook. Zara tampoco te ofrece un premio por un concurso en el que no te has apuntado. Con la crisis, los ciberdelincuentes usan el nombre de muchas empresas como gancho para presuntos premios o cupones que no existen. Si te apuntas, estás regalando tus datos personales a redes de estafadores, o te estás suscribiendo a carísimos servicios de SMS Premium que luego es muy difícil desactivar. Desconfía, nadie regala nada. Y, ante la duda, siempre puedes preguntar a la empresa a través de sus canales oficiales.
  4. WhatsApp edición Oro/Plus (también puede aparecer con otros nombres): Pon tu radar de la desconfianza al máximo, y descarga la popular aplicación de mensajería únicamente desde sus canales oficiales. Cualquier otra modificación de WhatsApp que no sea la oficial, puede incluir virus, malware o cualquier otro tipo de problemas para el usuario final.
  5. Descargas de música, películas o libros: aquí nos encontramos con un doble problema. Por un lado, los ciberdelincuentes juegan con la vulneración de los derechos de autor, y por otro también juegan con los deseos de muchos usuarios de descargarse contenidos gratis. En muchas de estas páginas de descargas, al pinchar en los falsos botones de «Descarga», el usuario puede infectar su dispositivo con virus o malware, además de suscribirse, sin saberlo, a caros servicios de SMS Premium.
  6. Mensajes de voz de WhatsApp en tu email: los ciberdelincuentes son cada vez más sofisticados. Y crueles. Muchas veces nos intentan hacer creer que uno de nuestros contactos nos ha dejado un mensaje de audio, y nos llega un correo electrónico para oírlo. Así es como nuestro smartphone o nuestro ordenador se infecta con malware o virus.
  7. Uno de tus contactos ha dicho tal o cual cosa de ti: nuevamente, la maldad de los ciberdelincuentes no tiene límite. A través de sofisticados mensajes de ingeniería social, hacen pensar a la víctima que uno de sus contactos ha dicho cosas horribles de la víctima, para conseguir que piquen y pinchen en el enlace o en el archivo adjunto. Además de infectar los dispositivos con virus al picar en el enlace, no pocas amistades se han dañado por estas sucias prácticas de los ciberdelincuentes.

La regla de oro para no caer en estas ni en otras estafas o fraudes, es la desconfianza. Por desgracia, Internet y las Redes Sociales, además de muchas cosas buenas, tienen su cara oscura y amarga y son un campo abierto en el que los ciberdelincuentes se mueven a sus anchas. Desconfíe y sea prudente.

David Laguillo
Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia