Fernando Savater, Premio Internacional Eulalio Ferrer

 

  • A propuesta de la Fundación Bruno Alonso, el filósofo recibió este importante reconocimiento en un acto celebrado en el Paraninfo de la UC

 

El filósofo y escritor Fernando Savater recogía hoy el Premio Internacional Eulalio Ferrer de manos de  la presidenta de la Fundación Cervantina de México, Ana Sara Ferrer Bohorques y  del rector de la UC, José Carlos Gómez Sal, acompañados por el alcalde la Santander, Iñigo de la Serna  y la directora del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Madrid, María Alicia Mayer.

 

Esta es la cuarta edición del Premio Internacional Eulalio Ferrer. Fernando Savater recogía este galardón, que anteriormente recibieron Manuel Castels, Edgar Morin o Tzvetan Todorov, durante una ceremonia celebrada hoy en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria y en la que Ana Sara Ferrer dio lectura al acta del Jurado – que preside el rector de la UC, Jose Carlos Gomez Sal – que otorgaba este cuarto premio, señalando  que “ este Premio es la actividad más importante de la Fundación Cervantina. Hasta este momento han sido dos españoles y dos franceses quienes se han hecho merecedores del premio; me gustaría que en próximas ediciones fuera un hispanoamericano el galardonado” apuntó Ferrer.

 

 

Educación contra la fatalidad y la intolerancia

 

La candidatura de Savater fue presentada por la Asociación Bruno Alonso, de Santander, por “su compromiso permanente con la cultura”, “su exaltación de la democracia y la ética política”, “su defensa de los valores de la educación como substrato esencial para la formación de ciudadanos éticos, responsables e imbuidos de sólidos principios democráticos” y “su reivindicación del laicismo en todos los ámbitos de la sociedad”.

 

Jesús Morlote, presidente de la Fundación Bruno Alonso, fue el encargado de  leer la Laudatio de Savater, “un hombre al que encarceló la dictadura de Franco y al que amenazó ETA. Un hombre que ha sido y vivido siempre fiel a sí mismo, con coraje  y que ha enarbolado la educación como instrumento contra la fatalidad y la intolerancia”.

 

Tras recibir el Premio Fernando Savater se mostró emocionado por este reconocimiento, recordando a Eulalio Ferrer y al país, México, “que tan bien me recibió y al que tanto debo: cariño, afecto, tolerancia”. Señaló este galardón como la unión entre  España y Méjico, “de las dos orillas del océano”.

 

También alabó la figura que da nombre a este Premio la directora del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Madrid, María Alicia Mayer.  Resumió  la persona y obra de Ferrer “como un genio de la comunicación y un generoso mecenas”.

 

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna  manifestó “el orgullo de Santander en acoger este acto”, una ciudad – apuntó- que ha reconocido  a “un hombre irrepetible al que  en su día la ciudad  le distinguiera con los máximos honores: Hijo Predilecto de Santander, Medalla de Plata de la ciudad y, más recientemente, una céntrica calle que lleva su nombre”. Por ello  mismo dio la enhorabuena a Savater por este Premio y por una vida y obra “que como la de Ferrer no es nada corriente”.

 

Cerró el acto la intervención del rector de la UC, José Carlos Gómez Sal,  que definió a Savater  “como una de esas personas cuya obra transciende profundamente en la sociedad. Los tiempos que vivimos necesitan mentes lúcidas, que marquen caminos transitables. Fernando es una de esas personas”. Gómez Sal apuntó  que este premio  intenta demostrar “la preocupación de Savater por la educación, por formar ciudadanos libres y conscientes”.  Agradeció el rector  de la UC a la  Fundación Bruno Alonso la propuesta de Savater y a la Fundación Cervantina, la Universidad Autónoma de Méjico, la Universidad de Guanajuato y el Ayuntamiento de Santander   la posibilidad de hacer realidad este premio.

 

El Premio Internacional Eulalio Ferrer 2015 está dotado con 48.000 euros y  convocado por la UC, la UNAM a través de su Coordinación de Humanidades, la Universidad de Guanajuato, la Fundación Cervantina de México y el Ayuntamiento de Santander con el fin de distinguir a personalidades destacadas del ámbito humanístico, literario y/o de las ciencias sociales.

 

La Universidad de Cantabria y la Fundación Cervantina de México mantienen desde hace años otra línea de colaboración en el ámbito de la investigación a través de una Cátedra de Ciencias Humanas y Sociales denominada Cátedra Eulalio Ferrer.