Fomento destina 500 millones de euros a la línea de alta velocidad a Alicante y Murcia

Forma parte de un protocolo firmado por el Ministerio, Adif y el BEI por importe total de 5.000 millones

 

El Ministerio de Fomento, a través de Adif, ha efectuado una primera disposición de 500 millones de euros de una línea de préstamo concedida por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) destinada a financiar las obras del tramo de alta velocidad Madrid-Alicante-Murcia, y cuyo importe total asciende a 900 millones de euros. El plazo de reembolso máximo de esta disposición es de 30 años, con 7 de carencia.

Esta línea de préstamo se enmarca en el tercer protocolo rubricado por el Ministerio de Fomento, Adif y el BEI, por el que se destinan 5.000 millones de euros a la financiación de los proyectos de construcción de diversas infraestructuras de alta velocidad.

Entre las principales características de los préstamos contemplados por este acuerdo, cabe señalar la posibilidad de que Adif opte por diferentes alternativas en cuanto a tipos de interés, siempre en las mejores condiciones que oferta el BEI.

El protocolo establece que los proyectos que financiará el BEI se llevarán a cabo durante el periodo 2010 a 2015 y considera las siguientes infraestructuras: Líneas de Alta Velocidad Madrid-Badajoz (línea dirección Lisboa), Madrid-Alicante-Murcia y Valladolid-Burgos- Vitoria; la ampliación de la estación de Atocha y el nuevo túnel para alta velocidad Atocha-Chamartín, en Madrid; la construcción de la tercera y cuarta vías en la sección de alta velocidad entre Torrejón de Velasco y Madrid, y la Línea de Alta Velocidad Valladolid-Galicia, entre otras.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea (UE), al servicio de los objetivos europeos. Creado en 1957, opera en los 27 Estados miembros de la UE y en más de 130 terceros países de todo el mundo. Las financiaciones del banco responden a políticas europeas bien definidas. Las redes de transporte constituyen una de las prioridades comunitarias dado el papel que desempeñan facilitando la integración económica y social de la UE, el libre movimiento de personas y bienes, y el desarrollo de las zonas menos favorecidas de la Unión.