Un funcionario de Tráfico de la Guardia Civil será juzgado por actuar presuntamente en beneficio de la empresa de transportes de su esposa

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial juzgará el lunes, por presuntas negociaciones prohibidas a funcionarios, a un acusado de aprovechar su condición de encargado del Centro Operativo de Tráfico de la Guardia Civil para presuntamente actuar en beneficio de una empresa de transportes titularidad de su esposa.

Según el relato del fiscal, el acusado ordenó en varias ocasiones a patrullas de tráfico que realizaran distintos movimientos tendentes a facilitar el paso de transportes especiales sin autorización.

El ministerio público considera los hechos un delito continuado de negociaciones prohibidas a funcionarios, por lo que solicita una condena de dos años de prisión, multa de 3.240 euros e inhabilitación para empleo o cargo público por un periodo de seis años.

También ejerce la acusación la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Cantabria, que solicita la misma condena de prisión e inhabilitación, pero eleva la multa a 9.000 euros.

La elección del jurado tendrá lugar el lunes a las 9,30 horas. Al finalizar la misma, comenzará el juicio en audiencia pública con la declaración del acusado.

Este juicio se desarrollará a lo largo de toda la semana.