Portada

El Gobierno invertirá 60.000 euros en la mejora de la seguridad de los bomberos del 112

La entidad pública 112 Cantabria, perteneciente a la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, invertirá en el año en curso un total de 60.000 euros en la mejora de los Equipos de Protección Individual (EPIs) de los bomberos. Las adquisiciones previstas buscan maximizar las condiciones de seguridad de los efectivos en las intervenciones que realizan.

Entre el material a incorporar o reemplazar se encuentra una partida de cascos, que pasarán a ser fotoluminiscentes. El nuevo modelo está elaborado con materiales de última generación, altamente resistentes a elevadas temperaturas e impactos. La novedad está en que son capaces de emitir en la oscuridad la luz que han absorbido y almacenado tras ser expuestos tanto a iluminación natural como eléctrica. Estos cascos brillan en la penumbra del mismo modo que lo hace la señalética de evacuación instalada en lugares públicos.

Esta característica permitirá a los bomberos del 112 ser más visibles en condiciones adversas carentes de luz o con abundante humo. Serán de gran utilidad para identificar a los miembros del operativo, para poder ofrecer un auxilio más rápido a los propios bomberos en caso de accidente de alguno de ellos, y para que las personas que se encuentren en situación de riesgo localicen visualmente a los efectivos del rescate en todo momento. Aumentan, de este modo la coordinación y la capacidad de respuesta en situaciones difíciles, al dar visibilidad a las personas que se enfrentan a la emergencia.

La adquisición de este modelo de casco se hará de forma progresiva, en diferentes periodos coincidentes con la necesidad de renovación de los existentes, optimizando así la vida útil de los que cuentan con menos de 5 años. A lo largo de 2016 contarán con esta nueva herramienta dos de los seis parques del servicio, pudiendo otros dos renovar también sus equipos en función del gasto necesario en otras partidas.

Además se dotará al 112, entre otros elementos, de nuevas linternas para casco; mascarillas para la intervención en incendios forestales; trajes especiales antisalpicaduras para el trabajo con mercancías peligrosas; o cubre-pantalones anticorte para actuaciones con motosierra.

Se renovará también el material utilizado en rescates acuáticos, adaptándolo a las necesidades concretas de cada parque; y elementos auxiliares como equipos de respiración autónoma, líneas de seguridad con zafaje rápido o cuerdas guía.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada