Guillermo Blanco felicita al ganadero cántabro Aurelio Muñoz por sus éxitos en el concurso nacional de raza parda

-Se llevó la mayor parte de los premios en un certamen que se celebró el pasado mes de septiembre en Gijón, con la participación de 82 reses de toda España

Santander- 20.10.2019-. El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, se ha reunido con el ganadero cántabro Aurelio Muñoz para felicitarle por sus éxitos en la última edición del Concurso Subasta Nacional Raza Parda, celebrado el pasado mes de septiembre en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón, con la participación de 82 reses de 11 ganaderos de diferentes provincias de España.

En concreto, se llevó los títulos nacionales de campeona, subcampeona, mejor lote ganadero y mejor ubre de raza parda. Unos premios que son motivo de orgullo para el consejero, quien ha felicitado personalmente a este ganadero natural de Liérganes, que participó en el certamen con 9 reses, de las cuales 8 se llevaron reconocimiento.

Para Blanco, “es una satisfacción comprobar cómo los ganaderos cántabros cosechan tan buenos éxitos cuando salen a competir fuera de Cantabria”. En su opinión, “es una muestra de la excelente calidad de las explotaciones ganaderas que existen en la región, la singularidad de las razas autóctonas y de la gran labor de cuidado y mantenimiento por parte de los ganaderos”.

Con el fin de dinamizar la actividad ganadera de la región, “fundamental para el sostenimiento de las zonas rurales y el crecimiento de la economía”, el consejero se ha mostrado partidario de mejorar las condiciones del sector con medidas para que el ganadero “cobre lo que produzca” y estimular el relevo generacional, “tan necesario para garantizar el futuro del sector”, además de la mejora de la genética de las razas autóctonas.

Tras el encuentro con el consejero, Aurelio Muñoz ha expresado su doble satisfacción de haber cosechado los mejores éxitos desde que comenzó a participar en este certamen hace tres años y haber sido recibido por el Gobierno de Cantabria porque “siempre es una alegría que te feliciten por el trabajo bien hecho”.

Para Muñoz, este tipo de premios “son muy importantes porque sirven para poner en valor el esfuerzo de tantos años de trabajo dedicado a las explotaciones ganaderas y para reconocer la buena calidad de las reses que existen en Cantabria”.

También contribuyen a difundir la raza parda, en su opinión, “muy desconocida y poco extendida en la región”. Tal y como ha explicado, “es una raza de aptitud puramente lechera que se maneja muy bien y da menos problemas que la raza frisona”.