Un hombre será juzgado por estafar a una empleada

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial juzgará la semana que viene a un acusado de hacer firmar a una empleada en el momento de su contratación sendos documentos en los que no constaba fecha y en los que se plasmaba: la voluntad de ésta de baja voluntaria y, en otro, que había cobrado las cantidades correspondientes a la liquidación a su entera satisfacción.

Según el relato del ministerio público, la mujer firmó los documentos sin saber su significado, debido a sus escasos conocimientos sobre temas laborales y de nuestro idioma.

Tiempo después, la trabajadora inició un procedimiento por despido ante el Juzgado de lo Social, en cuyo seno el acusado aportó los documentos, a los que incorporó una fecha.

Al tener conocimiento el Juzgado de la querella existente contra el acusado, el procedimiento laboral quedó suspendido.

Por estos hechos, que califica como delito continuado de falsedad en documento privado y otro de estafa en grado de tentativa, el fiscal solicita una condena de año y medio de cárcel.

La acusación particular, que ejerce la trabajadora, considera además que el hombre ha cometido un delito continuado contra los trabajadores en grado de tentativa, por lo que eleva la petición de condena a tres años y tres meses de cárcel, así como una multa de 15.000 euros.

A ello, suma una multa a la empresa del acusado de 55.139 euros y una indemnización por daños morales a la trabajadora de 6.000 euros.