Cantabria

Ignacio Diego afirma que quienes rechazan sus iniciativas “tienen complejo de inferioridad”

El PP celebró la Navidad cargando contra el Gobierno:

 

El presidente del Partido Popular, Ignacio Diego, cerró el turno de intervenciones en la Cena de Navidad del PP, haciendo un llamamiento a trabajar para seguir ganando la confianza de los cántabros.

En su intervención, Diego se refirió a lo mucho que queda por hacer “para llegar a ese fin último, esa mayoría suficiente que nos permita gobernar en Cantabria, mantener los más de 40 ayuntamientos donde ya gobernamos, y conseguir las alcaldías en aquellos municipios donde no se tiene mayoría suficiente”. “Cantabria necesita un cambio, urgente. No puede esperar más. Podemos conseguirlo, porque tenemos confianza, nos sabemos ganadores. Tenemos proyecto político, y lo veis lunes a lunes, presentando iniciativas para el bien de esta región, y rechazadas por aquellos que tienen complejo de inferioridad”.

“No se atreven a sentarse con nosotros para sacar adelante a Cantabria en la situación en la que se encuentra. Necesitamos que Cantabria vaya mejor”.

Para el presidente del Partido Popular, “el modelo de Revilla y Gorostiaga está agotado. Falta empuje, no es que haya dos gobiernos, es que hay diez, uno por cada consejería, no hay transversalidad, se despilfarra, gastando varias veces el dinero en las mismas cosas inútiles”.

El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, aseguró en la tradicional cena de Navidad del PP cántabro, celebrada en Santander, que “el cambio va a empezar en Cantabria” y que lo representará el presidente regional de los populares, Ignacio Diego. Pons añadió que “llegará cuando vengan las elecciones generales, pero antes, en las elecciones municipales y autonómicas, habremos revalidado nuestra mayoría en el Ayuntamiento de Santander y habremos vuelto a ganar el Gobierno de Cantabria”.

La secretaria autonómica del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, recurrió a la metáfora para reivindicar, durante su intervención en la cena de Navidad de los populares cántabros, su derecho a rebelarse democráticamente “frente a aquellos que ante una situación tan dramática para Cantabria, para tantas personas, para tantas familias, para tantas empresas y para tantos colectivos de esta tierra, convierten en máxima prioridad política regional su propio riñón”. Al respecto, Sáenz de Buruaga preguntó “¿del riñón de los cántabros qué, señores del Gobierno?”.

Por su parte, el alcalde de Santander Iñigo de la Serna hizo referencia en su intervención a los presupuestos regionales para 2010 calificándolos como los “más insolidarios y más injustos que jamás haya habido” con la capital de Cantabria. Pese a ello, dijo que “hay una percepción compartida por muchos de que estamos avanzando de una manera importante hacia la modernidad, hacia una proyección exterior singular y nos encontramos ante un proceso de transformación extraordinario”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria