• 2 de diciembre de 2022

Inaugurado un nuevo tramo de la Autovía del Agua

 

Se trata del que une Ribamontán al Mar y Arnuero, que ha supuesto una inversión de 6,6 millones de euros

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, acompañado de la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos y del alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, ha inaugurado esta mañana el tramo de la Autovía del Agua entre Ribamontán al Mar y Arnuero, de 7,7 kilómetros de longitud, desde el punto kilométrico 83, en Carriazo, hasta el kilómetro 90, en Arnuero, y que ha supuesto una inversión de 6.639.302 euros.

Martín ha destacado la importancia de esta gran obra de infraestructura «recordando que con este tramo los ayuntamientos de la zona no estarán sometidos a la disponibilidad del Plan Asón, proporcionando otras fuentes alternativas que garantizan el suministro de agua y su calidad, algo vital para todos los vecinos, y en especial para los hoteleros e industriales de la zona».

El consejero de Medio Ambiente ha recordado los problemas de sequía y de cortes de agua de 2003, precisamente en la zona oriental de Cantabria, asegurando que eso sólo será «un mal recuerdo del pasado». Martín también ha agradecido a los Ayuntamientos de Arnuero, Ribamontán al Mar, Ribamontán al Monte, Bareyo y Meruelo el apoyo prestado a la obra, así como a los vecinos que han sufrido molestias «por un bien común que al menos durará 30 años, ya que los materiales empleados en la conducción son de primera calidad».

En el acto de inauguración, que se ha celebrado en la Sierra del Molino de Viento, en Arnuero, ha intervenido el alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, agradeciendo a la Consejería de Medio Ambiente su atención por el municipio. Por su parte, la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, ha explicado las características técnicas de la obra, añadiendo que este tramo de la Autovía del Agua forma parte de los que se licitaron en 2006 entre Villaescusa y Santoña.

Con la inauguración de este tramo, más el que próximamente se inaugurará entre Arnuero y Santoña, la Autovía del Agua cuenta ya con 70 kilómetros en servicio. A día de hoy, quedan pendientes de licitar los tramos de Cabezón de la Sal-Reocín, Bajo Pas-Camargo y Depósito de Viérnoles-Depósito de Polanco, con un total de 20 kilómetros de desarrollo. A su conclusión, en 2011, la entrada en servicio de la Autovía del Agua habrá supuesto una inversión de 140 millones de euros, a la que habrá que sumar 72 millones en instalaciones auxiliares, como estaciones de tratamiento, depósitos, captaciones y conexiones al bitrasvase Ebro-Besaya.

La Autovía del Agua está conformada por una tubería continua de 150 kilómetros de longitud y diversas instalaciones complementarias, que conectarán en paralelo todas las cuencas interiores de Cantabria, desde Val de San Vicente hasta Castro Urdiales. A este eje longitudinal se le incorporarán, perpendicularmente, los cursos de agua naturales e intervenidos, así como las conducciones de derivación hacia las instalaciones de abastecimiento en alta del Gobierno de Cantabria. De este modo, la Autovía del Agua pondrá en contacto las zonas con mejor dotación, con aquellas que sufren una mayor escasez de recursos hídricos. Todo ello, sin provocar perjuicios en las cuencas donantes, respetando los caudales ecológicos, y consiguiendo, en palabras del consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, «un reparto solidario del agua, entre nuestros ciudadanos de hecho y de derecho».

Además de Martín, Ramos e Igual, han asistido al acto de inauguración de las obras el alcalde de Ribamontán al Monte, José Luis Blanco y varios concejales de los municipios cercanos.

7.720 metros de tubería

Para la ejecución de esta obra se han excavado 20.500 metros cúbicos de tierra y 16.239 metros cúbicos de roca, utilizándose 7.720 metros de tubería de fundición de 1.000 milímetros de diámetros, y 270 metros de tubería, también de fundición, de 400 milímetros.

El tramo parte de la localidad de Carriazo por medio de una tubería que discurre trasversal por la carretera hasta Güemes. Luego cruza la carretera y el río, continuando por un eucaliptal pasa salir a la parte alta norte de Güemes, y continuando a media ladera hasta Bareyo. Ya en Bareyo, la tubería continúa en dirección a Corradillo y Venta, cruzando el río Campiezo y la carretera aguas arriba del molino de la Venera. Finalmente, el tramo desciende hasta conectar con la tubería que discurre entre el Depósito de Meruelo y el de Arnuero-Noja.

Las zanjas excavadas para llevar a cabo esta obra son de tres tipos, todas ellas de forma trapezoidal, con un ancho de base semejante al diámetro exterior del tubo, más 1,5 metros de altura, además de contar con taludes variables en función del tipo y la orografía del terreno.

Los tres tipos de zanjas están en función de la traza por la que discurran. Las normales se realizan cuando se excava en praderas y montes, y se trata de extender una cama de arena para asentar la tubería que se ha rellenado con material seleccionado de la excavación. Otro tipo es la de caminos, que se utiliza en vías rodadas y está conformada por una cama de arena para asentar el tubo, rellenándose hasta la coronación con árido ‘todo uno’ de cantera. Finalmente, las zanjas tipo cruce de carretera, que se han llevado a cabo en cruces y recorridos de cualquier vía de circulación rodada, están cubiertas de hormigón en masa.

Compartir:

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia