Interceptados en Santander 12,5 kilos de marihuana oculta en un camión con destino Inglaterra

  • Detenido el transportista de la droga, un ciudadano de nacionalidad británica

 

  • La marihuana estaba impregnada en una sustancia orgánica con un fuerte olor similar al curry para evitar la labor de los investigadores y de los perros antidroga

 

14 de diciembre de 2020.- Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Cantabria y País Vasco, con la colaboración de la Guardia Civil, han aprehendido 12,5 kilos de marihuana oculta en el interior de un camión pendiente de embarcar en el ferry que une Santander con Reino Unido. En la operación ha resultado detenido por delito de tráfico de drogas un ciudadano británico de 32 años de edad, transportista de la droga.

La incautación se produjo tras una investigación iniciada en el recinto aduanero del puerto de Santander. Las actuaciones comenzaron en la mañana del pasado miércoles, cuando los investigadores de Vigilancia Aduanera tuvieron sospechas sobre un camión que transportaba vehículos y que iba a embarcar en el ferry que une Santander con el Reino Unido.

Tras proceder a la comprobación de la carga del camión con ayuda de medios radiológicos de inspección, se pudo comprobar que en el interior de los paneles laterales de uno de los coches que transportaba el camión, había diferentes paquetes susceptibles de contener sustancias estupefacientes.

En un posterior registro minucioso del vehículo, de forma conjunta entre efectivos de la Guardia Civil, pertenecientes a la Sección Fiscal del Muelle de Santander y componentes de Vigilancia Aduanera, encontraron ocultos 41 paquetes de marihuana, que arrojaron un peso de 12,5 kilos de marihuana.

La droga venía impregnada en una sustancia orgánica con un fuerte olor similar al curry para evitar la labor de los investigadores y de los perros antidroga.

Los agentes procedieron a detener al transportista de la droga, como autor de un presunto delito de tráfico de drogas. El detenido ha sido puesto a disposición judicial del Juzgado de instrucción nº 5 de Santander. Las actuaciones siguen abiertas.

Recientemente, a los medios de que dispone la Aduana de Santander para la detección de géneros ilícitos como tabaco o drogas, se ha sumado una furgoneta ZBV conocida como ‘Medusa’, que utiliza la tecnología de retrodispersión mediante radiación que rebota en el interior de los objetos a inspeccionar, y que ha resultado determinante en el presente caso.