Santander

Para IU, el nuevo convenio urbanístico con Caja Cantabria ‘desnuda las vergüenzas del equipo de gobierno municipal’

Para Izquierda Unida, el convenio de devolución de los 7 millones de euros entregados a cuenta en su día por Caja Cantabria por la recalificación del suelo de la residencia de Caja Cantabria, muestra ‘a las claras las nefastas políticas antisociales del partido popular’.

Sostiene el concejal Miguel Saro el Partido Popular ‘no sólo aceptó de buen grado la desaparición de la residencia de Cazoña’, sino que ‘diseñó un plan para asegurar un pelotazo a la entidad financiera, del que participó asegurándose las plusvalías urbanísticas que ahora tiene que devolver por la nulidad del PGOU que lo amparaba’.

Según el concejal de IU, el Partido Popular pretende ‘levantar una cortina de humo’ alrededor de la devolución de casi 7 millones de euros proponiendo reclamaciones patrimoniales a distintas administraciones, haciéndolos ‘responsables de la nulidad del PGOU’, cuando la máxima y principal responsabilidad recae en un Gobierno que diseñó un plan para una ciudad que crecería hasta los 280.000 habitantes ‘sin tener asegurado el abastecimiento de agua’, afirma IU en un comunicado.

“A nadie se le escapa que la realidad de Santander es que vive una grave crisis demográfica, donde su población joven huye por la falta de empleo y el coste de la vivienda, y los mayores que lo necesitan no tienen cubierta una plaza en residencias públicas.”

Para Saro, el pleno en el que se debatirá el presupuesto municipal de 2018 representará fielmente la ‘nefasta gestión’ del Partido Popular en Santander, dado que el PP va a acumular en el orden del día también la modificación del presupuesto de 2017 para iniciar la devolución del capital adelantado por Caja Cantabria, para lo cual dispondrán de nuevo del remanente de tesorería del año 2016, un remanente conseguido a base de ‘incumplir sus propios presupuestos’ en materia de gasto, especialmente en inversión y gasto social.

“Los santanderinos somos víctimas de la fiebre del pelotazo urbanístico que el anterior alcalde trajo para Santander, y estamos viendo las consecuencias de la pésima gestión municipal”. El Ayuntamiento ya ha recibido diversas reclamaciones de parte de gestores de suelo que vieron sus expectativas truncadas con la nulidad del Plan, y veremos aún más, que necesariamente afectarán a las cuentas públicas.

En IU temen que muchos de los compromisos que el gobierno municipal había adquirido con el ‘lobby’ inmobiliario se conviertan en reclamaciones contra el Ayuntamiento por responsabilidad municipal. “En Santander los vecinos sufrimos una carga fiscal injusta y poco equitativa para afrontar los desastres del gobierno popular, mientras sufrimos servicios públicos mal dotados y peor gestionados”, concluye Saro.

You may also like

Comments are closed.

More in:Santander