¡Váyase, señor…! (II)

Manuel Haro AlcaldeDesde el minuto 1 de la llegada al poder del PP, se produjo una explosión de rechazos, críticas, repulsas que no han cesado en cualquier época, escenario, estamento… esgrimiendo excusas unas veces más acertadas que otras.
Aquél famoso «¡váyase, señor González!», lo há hecho su bandera toda la oposición de izquierdas con más protestas y manifestaciones callejeras, que en los 8 años de la Legislatura anterior.
Cánticos y estribillos explotados hasta la saciedad, como «banda sonora» de la fotofija abanderada por el estandarte de la República, forman parte de la protesta generalizada, desde sede parlamentaria, hasta calles, plazas y todo tipo de escenarios donde dejarse ver, cambiando slógans después del famoso «¡manos arriba…!», por el «¡sí se puede!». ¡Bendita libertad, que permite la reivindicación colectiva de un país necesitado de trabajo!.
Después de tantos meses de aumento del paro con las consiguientes y naturales críticas de afectados, con el apoyo de los sindicatos, por una vez que se produce un chispazo de esperanza con una recuperación que, éso sí, no permite lanzar campanas al vuelo, la oposición continúa con sus ininterrumpidos ataques, en busca de fisuras que no permitan mirar, aunque sea de reojo, la satisfacción que supone para los que vuelven a la actividad laboral. Aunque sea por un tiempo, que menos es nada.
Y todo, sin mirar hacia atrás, donde no estábamos mejor, no se olvide. No se olvide, no, que el año 2.011, terminó con una cifra de paro de 5.273.600 personas sin empleo, según datos de la EPA, difundidos por el INE («La Vanguardia», 3 de Julio de 2.013).
Mientras tanto, la cantinela habitual de pedir dimisiones parece que dá un cierto giro, porque cuando se pide el cese de Rajoy por el «caso» Bárcenas (en pleno proceso judicial), se mira a otro lado é incluso se le quita importancia a la imputación de la ex-Ministra Magdalena Alvarez por el escándalo de los ERE`s, el mayor de la historia reciente.
Dice Chávez que «… éso ni tiene importancia» y Rubalcaba «…no siente ninguna preocupación», pero lo llamativo es lo de Izquierda Unida, cuyo guión parlamentario de Centella y Cayo Lara, es la petición constante de dimisión de Rajoy. Sin embargo, todavía (haste el momento de redactar ésta slíneas), no han dicho ni pío de «lo» de la Junta de Andalucía, en la que apoyan al gobierno de Griñán (que  no ganó las elecciones, no se olvide) y algo tendrán que ver con lo que pueda pasar.
Pues nada. A seguir pidiendo dimisiones. Sobre todo, desde la izquierda plural, pero pasando de puntillas sobre aquello que pueda afectar. Que sigan aplicando el «¡Váyase, señor… (a quien corresponda)».

David Laguillo

https://www.cantabriadiario.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://www.davidlaguillo.com/biografia