JSC lamenta que se use la imagen de un nazi para presentar el refugio antiaéreo

  • Las Juventudes Socialistas de Cantabria (JSC) consideran totalmente ‘desacertado’ y un auténtico ‘insulto’ para los supervivientes que la recreación de quien les obligó a abandonar sus casas y guarecerse de los bombardeos sea una de las figuras más representativas del nuevo centro de interpretación.

Santander, 12 de noviembre de 2014
Víctor Casal, Secretario General de JSC, ha declarado que “las Juventudes Socialistas denuncian enérgicamente lo que podría considerarse una exaltación del nazismo, puesto que se está colocando, en puesto privilegiado, a quienes cometieron uno de los actos más despiadados contra la población civil de toda la Guerra Civil”
Casal ha explicado que “parece ser que, una vez más, el Ayuntamiento de Santander, con su Alcalde a la cabeza, se pone del lado de los verdugos, olvidando a las víctimas de los bombardeos. Cosa que también son muy de hacer los 14 de abril, no presentándose en el cementerio santanderino de Ciriego a guardar tributo a los represaliados republicanos, mientras se mantienen en la capital calles con nombres franquistas”.
En palabras del Secretario General de los jóvenes socialistas “solo un país como España recoge acontecimientos tan desafortunados como los que hoy denunciamos. No existe país democrático alguno que no condene abiertamente los crímenes de las dictaduras, sean del lado que fueren y donde no sea delito su exaltación. Aquí, sin embargo, se ha legislado para que se pueda lucir la bandera franquista con total impunidad, se conservan calles en homenaje a destacados personajes del régimen de Franco y solo se desmanteló su estatua ecuestre por que había que acometer obras en el aparcamiento del Ayuntamiento”.
Para concluir, Víctor Casal ha sentenciado que ‘los jóvenes socialistas creemos que hubiera sido mucho más lógico y, sobre todo, mucho menos insultante, homenajear a quienes ayudaron a la población a resguardarse de los ataques criminales de la Legión Cóndor, con nombres y apellidos, en vez de colocar una estatua vestida con el uniforme nazi para recibir a los visitantes”.