La Asociación de Vecinos Pombo-Cañadío-Ensanche se opone a la ampliación de las terrazas hosteleras

La Asociación de Vecinos Pombo-Cañadío-Ensanche ha mostrado su oposición a la ampliación de terrazas hosteleras, ya que opinan que el COVID-19 es un problema de salud. “La salud de la población no solo es necesario preservarla, sino que esbien prioritario, protegido por nuestra Constitución”, explican en un comunicado.

“La crisis económica, derivada de la crisis sanitaria que padecemos todos, no debe ser la justificación para relajarlas ordenanzas y leyes municipales en vigor, con el objetivo de extender la privatización del espacio público “ad infinitum”. Los viandantes necesitan más espacio público libre que nunca. Por esa razón los vecinos del Ensanche nos oponemos a que se ocupe un centímetro más de espacio público para la ampliación de las terrazas hosteleras” agregan.

Los representantes vecinales reclaman al Ayuntamiento de Santander ‘un cambio del modelo de ocupación del espacio público en nuestra ciudad, especialmente en nuestras calles’, con el distanciamiento y la dispersión espacial como ‘ejes fundamentales, frente al actual modelo de concentración y saturación de la actividad hostelera’.