La austeridad y las Termópilas

{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}a batalla de las Termópilas ha pasado a la historia, entre otros temas, como un símbolo de la valentía frente a la adversidad insuperable. Y algo así podríamos entender que se puede asignar a la tan cacareada austeridad que los que mandan siempre piden a los demás pero pocas veces aplican para ellos mismos.

¿Cuánto aguantará la gente mientras se nos miente asegurando que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades? ¿Comer, vestirse, transportarse y tener un techo es vivir por encima de nuestras posibilidades?

Quizá irse de cruceros por las Islas Griegas sí sea un lujo para economías poco boyantes, pero generalizar esas actitudes irresponsables y culpar a toda la población de haber vivido por encima de sus posibilidades, para ejecutar los más terribles recortes y llamar a la “austeridad” es injusto a todas luces.