La delegada del Gobierno destaca la conciencia cívica de los cántabros con el uso de mascarillas en el transporte público

  • Voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja se encargan del reparto de 74.000 mascarillas en las principales estaciones y paradas de autobús y tren

Santander, 4 de mayo de 2020.-

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha destacado la “conciencia cívica” de los cántabros y las cántabras con el uso de mascarillas en el transporte público que, desde hoy, es obligatorio y, para reforzarlo, el Gobierno de España ha iniciado un nuevo reparto de mascarillas en las principales estaciones y paradas de autobús y tren.

Este reparto, que se ha iniciado esta mañana, lo efectúan voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja bajo la coordinación de la Delegación del Gobierno y la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Ejecutivo regional.

Quiñones ha agradecido a los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja su “inmensa labor no sólo por entregar las mascarillas a aquellos usuarios del transporte que no las tienen sino por el trabajo didáctico y pedagógico que desarrollan explicando cómo hay que colocarse correctamente esta medida de protección y la importancia de su uso”.

La delegada del Gobierno ha señalado que este reparto se está desarrollando con normalidad y se llevará a cabo entre este lunes y martes y, en caso de que no se entregasen en estas dos jornadas esas 74.000 mascarillas, continuará la entrega en los siguientes días.

Además de esas mascarillas que se entregan en los principales nodos de transporte, Quiñones ha ensalzado que el Gobierno de España ha enviado a la Comunidad Autónoma otras 104.000 mascarillas que se van a entregar a los ayuntamientos, con la colaboración de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), y a entidades sociales, en concreto a Cruz Roja, Cáritas y CERMI.

Entre los ayuntamientos de Cantabria se distribuirán un total de 86.000 mascarillas para su reparto entre la población, especialmente entre colectivos vulnerables y entidades que los atienden, y a las organizaciones sociales se destinarán 18.000 unidades de estos elementos de protección.

Quiñones ha indicado que este nuevo reparto de mascarillas por parte del Gobierno de España, que se está llevando a cabo de forma simultánea en todas las Comunidades Autónomas, al iniciarse este lunes la Fase 0 del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad.

Con el inicio de esta fase, se empiezan a dar nuevos pasos dentro de la crisis sanitaria del COVID-19 en cuanto a las medidas de alivio a la población y de reactivación paulatina de la economía. Se trata de pasos prudentes pero a los que no hubiese sido posible llegar sin la responsabilidad y la concienciación de la ciudadanía”, ha dicho la delegada del Gobierno.

Asimismo, ha recordado que, dentro de esta Fase 0, permitirá a restaurantes y cafeterías no sólo hacer entregas a domicilio como hasta ahora sino también que los ciudadanos acudan a recoger pedidos en el propio local. También comenzarán a atender con cita previa comercios y locales de servicios.