La delegada del Gobierno pide a quienes regresan al trabajo mantener las medidas de autoprotección

  • Ainoa Quiñones destaca la normalidad durante el reparto de mascarillas que se ha iniciado en Cantabria este martes y continuará mañana

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha pedido a aquellas personas que hoy regresan al trabajo en la Comunidad Autónoma que mantengan las medidas de autoprotección durante la jornada laboral y el desplazamiento a sus puestos de trabajo, como son la distancia de unos dos metros, la higiene y el lavado de manos.

Con motivo del retorno de la actividad en sectores como la construcción o la industria tras las dos semanas de hibernación económica, la Delegación del Gobierno en Cantabria ha distribuido este martes en las primeras horas de la mañana, y volverá a hacerlo este miércoles, mascarillas entre las personas que se trasladan a sus puestos de trabajo en transporte público.

Entre las dos jornadas, se van a repartir un total de 130.000 mascarillas que han sido enviadas a la Delegación por el Gobierno de España y que son distribuidas por agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja, en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en los principales nodos de transporte público de la Comunidad Autónoma.

Quiñones ha indicado que estos elementos de protección se distribuyen en estaciones de tren y autobús de 17 municipios de la región, en un total de 35 puntos, y ha destacado la normalidad en la distribución que se ha desarrollado este martes, jornada en la que además “no ha habido excesiva afluencia de gente” por lo que ha agradecido “la responsabilidad de la ciudadanía”.

Los ciudadanos de Cantabria han entendido que hoy no volvemos a la normalidad, que seguimos en Estado de Alarma y que aún no hemos comenzado la que se ha denominado desescalada, sino que recuperamos la primera fase del Estado de Alarma”, ha dicho la delegada del Gobierno, que ha ensalzado que “los cántabros y las cántabras, los trabajadores y trabajadoras y las empresas lo han entendido y han actuado en consecuencia”.

Y ha considerado que toda la población de Cantabria, y del conjunto de España, “salimos del estado de hibernación de actividades afectadas por el parón de la Semana Santa y permiso retribuido con mayor conciencia de la situación en la que estamos” y, por ello, Quiñones ha agradecido la “excelente respuesta de una sociedad comprometida y consciente de la emergencia sanitaria”.

IMPLANTAR LA CULTURA DE AUTOPROTECCIÓN

La delegada del Gobierno también ha señalado que, con el reparto de mascarillas iniciado hoy y que continuará este miércoles, se busca “implantar una cultura de autoprotección, principalmente entre aquellos trabajadores que utilizan el transporte público para desplazarse a sus puestos de trabajo”.

Las mascarillas distribuidas tienen como finalidad, no sólo la protección personal, sino la protección de quienes están a nuestro alrededor. No es una obligación llevarlas, es una recomendación del Ministerio de Sanidad”, ha aclarado Quiñones.

En este sentido, ha explicado que las mascarillas son “un complemento a las medidas que inciden en reducir la transmisión, como el confinamiento y el teletrabajo siempre que sea posible”.

Se pretende concienciar principalmente de su uso en el transporte público, en donde no se puede garantizar que haya una distancia mínima entre personas. Pero insisto en que llevar mascarillas es una medida recomendada, no obligatoria”, ha concluido.

PUNTOS DE REPARTO

La distribución de mascarillas realizada este martes se ha desarrollado por parte de 13 agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja en colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil de la Comunidad Autónoma, de 7.00 a 9.30 horas.

En Santander, la capital, se han repartido en las estaciones de Renfe y Feve, en las paradas de tren de Nueva Montaña y Valdecilla, en la estación de autobuses y en los intercambiadores del autobús urbano de Santander de Valdecilla y El Sardinero.

Mientras que en Torrelavega ha tenido lugar en las estaciones de Renfe y Feve, en la estación de autobuses y en la parada de autobús de la calle Pintor Varela.

Las mascarillas también se han distribuido en estaciones de tren de Maliaño, Muriedas y Valle Real (Camargo), El Astillero, Renedo (Piélagos) y Santa Cruz de Bezana, y en estaciones y paradas de autobús de El Astillero, Cabezón de la Sal, Los Corrales de Buelna, Maliaño y Muriedas (Camargo), Reinosa, San Vicente de la Barquera, Solares (Medio Cudeyo), Laredo, Unquera (Val de San Vicente), Comillas, Suances, Santoña y Castro Urdiales.

En total, se han repartido las mascarillas en 35 puntos de 17 municipios de Cantabria.