Portada

La Guardia Civil investiga a los presuntos autores de coaccionar a una enfermera y amenazar a una médica

A la enfermera la impedían marcharse de una casa si no sacaba sangre a una paciente.

La médica recibió amenazas de muerte cuando atendía a un paciente por teléfono.

09 de Agosto de 2021.- La Guardia Civil de Cantabria, dentro del “Plan Integral de protección a los profesionales de la salud”, ha procedido a investigar a dos mujeres como presuntas autoras de un delito de coacciones a una enfermera del Centro de Salud de Solares, y a un hombre por presuntas amenazas a una facultativa del Centro de Salud de Selaya.

La mencionada enfermera acudió el pasado 29 de julio a un aviso en una vivienda del término municipal de Medio Cudeyo, donde tenía que realizar una extracción de sangre a una persona mayor postrada en cama, y tras intentarlo en varias ocasiones, informó a una hija de la paciente que no podía realizarlo por diferentes dificultades.

La enfermera informó igualmente de las opciones que había para realizar la extracción, reaccionando la citada hija gritando y con amenazas de denuncias, no atendiendo a las indicaciones de la enfermera.

Al intentar marcharse, otra hija de la paciente cortó la salida del vehículo de la enfermera, al tiempo que la decía que no la dejaba marchar hasta que sacara la sangre a su madre.

El bloqueo duró unos minutos, entrando la enfermera en un estado de nerviosismo que la llevó a pedir ayuda a unas compañeras del centro de salud.

Posteriormente los agentes de la Guardia Civil se entrevistaron con la enfermera, aún en estado de nerviosismo, para posteriormente trasladarse a la vivienda donde ocurrieron los hechos.

Tras las diferentes indagaciones de lo sucedido, el pasado 31 de julio la Guardia Civil procedió a instruir diligencias en calidad de investigadas a las dos hijas de la paciente, vecinas de Medio Cudeyo, como presuntas autoras de un delito de coacciones contra la enfermera.

Amenazas a una médica de Selaya

El pasado 4 de agosto, una facultativa del centro de Salud de Selaya, informó a la Guardia Civil que cuando se encontraba en su puesto de trabajo pasando consulta por vía telefónica, un paciente le solicitó que la derivara a un especialista por un problema de salud.

La médica de familia le informó que primero le tenía que hacer unas pruebas en el consultorio, momento en que el paciente comenzó a gritar, insultándola, al tiempo que la amenazó de muerte.

Indagado lo sucedido, el día 5 de agosto la Guardia Civil procedió a investigar al llamante, como presunto autor de un delito de amenazas a funcionario público.

Seguridad en los Centros Médicos

La Guardia Civil viene desarrollando un plan integral para la seguridad de los profesionales de la salud, con actuaciones dirigidas a incrementar la seguridad de los centros de salud y de su personal, manteniendo canales de comunicación agiles para el intercambio de información, y prestar los auxilios que precisan.

Tanto los profesionales que trabajan en los centros médicos como sus usuarios, ante acciones que pongan en peligro el buen funcionamiento y la seguridad de los mismos, pueden comunicarlo a la Guardia Civil a través del teléfono 062.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada