Los datos de la pobreza en Cantabria confirman el ‘abandono’ del gobierno a la sociedad cántabra, asegura Pedro Casares

  • En Cantabria la pobreza ha crecido un 8% desde 2009 hasta 2013, muy superior a la media del país, de un 2,6%.
  • El candidato a la Alcaldía de Santander reitera su compromiso por crear empleo de calidad e insta al equipo de gobierno local a abandonar políticas electoralistas y centrarse en la calidad de vida de los ciudadanos

Pedro Casares (PSOE)
Pedro Casares (PSOE)

El secretario general del PSOE y candidato a la Alcaldía, Pedro Casares, califica los datos sobre la evolución de la pobreza publicados ayer como un ejemplo más del abandono que sufre la sociedad cántabra por parte del gobierno regional, y en concreto la ciudad de Santander. Para el líder socialista los datos confirman que el actual alcalde de la capital cántabra, Íñigo de la Serna, está más preocupado por las obras que por generar empleo y bienestar social a los ciudadanos.

Los datos, publicados por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN), demuestran que en Cantabria la pobreza ha crecido un 8% desde 2009 hasta 2013, muy superior a la media del país, de un 2,6%. Esto representa un total de 47.810 habitantes en toda la región.

El candidato a la Alcaldía ha recordado su compromiso por crear empleo de calidad y que permita a las familias una vivienda digna, y ha denunciado el interés del actual alcalde por crear infraestructuras como el Centro de Tecnificación y Escuela de Golf ‘Ciudad de Santander’ en Mataleñas anunciado hoy o el centro Princesa Letizia, cuya infrautilización ha sido denunciada por el grupo socialista en varias ocasiones. El número de habitantes que en Cantabria no pueden pagar la hipoteca o el alquiler, no pueden afrontar gastos imprevistos o no disponen de servicios como teléfono aumentó en un 2,7%, siendo en 2013 el 3,9% de la población total.

Casares asegura que la región no puede tolerar a unos dirigentes que se olvidan de crear empleo, o de crearlo en condiciones precarias, y que en su lugar están más preocupados por acometer obras con claro interés electoralista. A este respecto, recordó que la tasa de pobreza se sitúa ya en un 25,3%, de los que un 5% están en una situación de pobreza severa.

El candidato socialista también ha incidido en el empleo precario creado en Cantabria. Como señala el informe, la baja intensidad del trabajo fue en 2013 del 11,1%, lo que representa un aumento del 4,3% durante cuatro años. En este sentido, Casares ha señalado el interés del actual equipo de gobierno local en invertir en grandes obras y en eliminar los pulmones verdes de la ciudad mientras los ciudadanos sufren una pérdida del PIB per cápita del 1,3%.

En este sentido, comparó la situación de Cantabria con Castilla y León, dos comunidades con un PIB per cápita muy similar pero con cifras de pobreza y exclusión social muy distintas. Mientras que la de Cantabria se sitúa en el entorno del 25%, lo que representa un aumento del 8%, la de Castilla y León fue del 20,8%, un 1,3% menos. Casares ha instado al equipo de gobierno local a abandonar proyectos electoralistas y centrar sus esfuerzos en mejorar la calidad de vida de los santanderinos.