Los ecologistas aseguran que han empeorado los datos de emisiones de ozono y dióxido de azufre

© Laurin Rinder - Fotolia.comEn un informe remitido hoy, la organización Ecologistas en Acción (EA), reconoce que la calidad del aire en Cantabria durante el año 2009 ha continuado mejorando globalmente con respecto a los años anteriores, algo que califican de “muy positivo”.

Sin embargo añaden que analizando en detalle los resultados de las estaciones de control de la contaminación se pueden descubrir las posibles causas de la mejora y extraer los aspectos que todavía muestran resultados negativos o menos positivos.

Según el informe, han mejorado los índices de sulfuro de hidrógeno y de partículas, mientras que permanecen similares los de dióxido de nitrógeno, pero han empeorado los de ozono y dióxido de azufre. No se conocen los datos del sulfuro de carbono, pero cabe esperar “que sean elevados, como los dos años anteriores que se midieron de forma discontinua”, aseguran.

Datos negativos en Camargo y Barreda por PM10

En cuanto a la contaminación por partículas PM10, a lo largo de estos últimos años las superaciones del límite diario de protección a la salud de 50 µg/m3 han sido “muy elevadas”, superando de modo continuado el límite de las 35 ocasiones por año en las estaciones de Camargo, Barreda, Santander Centro, Corrales y Guarnizo. Aunque se ha producido una mejora generalizada en estos dos últimos años, los datos de Barreda y Camargo destacan negativamente sobre el resto de Cantabria.

Durante el año 2008, en especial el otoño e invierno, ha sido el más lluvioso en Cantabria desde hace 50 años. EA afirma que eso pudo explicar en cierta medida la reducción de la contaminación por partículas durante ese año, pues en el conjunto de Cantabria “no conocemos que se hayan producido otros hechos de relevancia”.

También, afirman que el posible efecto de la crisis económica, con la disminución de la actividad empresarial “ha podido disminuir la contaminación atmosférica”.

En el año 2009 la situación ha mejorado con respecto a 2008, aunque destaca la persistencia de la contaminación en Torrelavega, en la estación de Barreda con 36 superaciones, la única estación de toda Cantabria que ha superado el límite legal en el año 2009.

Los datos correspondientes a 2009, como siempre, están pendientes de validación definitiva, que no se realizará hasta mediados de 2010 cuando se reciban los datos meteorológicos que incluyen la intrusión de polvo sahariano y cuando se realice una corrección del sistema de medida en continuo.

Los valores medios diarios de PM10 tienen también registros elevados, especialmente en la estación de Camargo y Barreda (Torrelavega), donde se han superado muchos años el límite anual de protección a la salud humana de 40 µg/m3, excepto estos dos últimos años 2.008 y 2.009.

Ozono

El ozono es fundamentalmente un contaminante secundario que se forma mediante reacciones fotoquímicas lejos del lugar donde se emiten los componentes básicos (dióxido de nitrógeno e hidrocarburos). La orografía y la climatología en Cantabria llevan a EA a deducir que las altas concentraciones de ozono troposférico en el sur de Cantabria, en concreto en las estaciones de Los Tojos y Reinosa, provienen de la zona industrial y urbana más próxima, es decir, del área de Torrelavega. Los vientos dominantes del Norte (noroeste y nordeste) trasladan hacia el sur los componentes que interactúan para producir el ozono troposférico.

La contaminación elevada de la estación de Guarnizo responde a la contaminación procedente del Arco de la Bahía de Santander, por su aglomeración urbana e industrial.

Durante el 2009 han aumentado con arreglo al año anterior claramente los índices en las estaciones de Los Tojos de manera muy ostensible (de 4 a 60 superaciones) y en Guarnizo (de 0 a 10), disminuyendo sin embargo en Reinosa (de 45 a 13), aunque permanecen elevados.

Este incremento se aprecia también en las superaciones del valor máximo diario, que se ha registrado más acusadamente en Los Tojos (de 1 a 8 superaciones), pero también en Guarnizo (de 0 a 3). En Reinosa, aunque se han dado superaciones, han disminuido algo (de 7 a 4).

Dióxido de azufre

Durante estos últimos años (2004-2005-2006) se han reducido los niveles del dióxido de azufre captados en las tres estaciones de Torrelavega, con la excepción del año 2007 y en menor medida de los años 2008 y 2009.

La estación de Minas (La Lechera) ha sido la que ha registrado más superaciones (cuatro) horarias durante el año 2009. El 8 de septiembre se produjeron, durante 2 horas seguidas (de 10 a 12 horas), superaciones mayores de 500 µg/m3 (538 y 652). De haber continuado una hora más esos niveles se hubiera tenido que alertar a la población. El 18 de octubre se produjo una superación horaria extraordinaria a las 15:00 de 1.162 μg/m³.

El día 10 de diciembre, en la estación de Barreda, se produjeron también durante 2 horas (de 10 a 12 horas) superaciones mayores de 500 µg/m3 (876 y 884 μg/m³). De nuevo, de haber continuado una hora más esos niveles, se hubiera tenido que alertar a la población.

No se aprecia una disminución de los índices de la media anual de SO2 en las mismas estaciones de control de Torrelavega, especialmente en el caso de la estación de Minas, la más próxima a la empresa Celltech, emisora principal de este gas. Más bien al contrario, durante el año 2009 se ha producido el mayor índice de estos últimos 9 años, si exceptuamos el año crítico de 2.007.

Desde el CIMA se controla el estado de la calidad del aire de tal modo que en un período breve se puede apreciar la fuerte presencia de algunos gases. Esta circunstancia permite que se puede alertar con cierta facilidad a las empresas emisoras.

Esto ha sucedido al menos en dos ocasiones durante este año 2009. El aviso del CIMA ha permitido reducir las emisiones de la empresa Celltech, de tal manera que después de 2 horas con altos niveles de dióxido de azufre (más 500 µg/m3) medidos en el aire, se han visto reducidos en la tercera hora. Caso de que no se hubiera realizado el aviso y paralizado la actividad empresarial, se hubiera tenido que decretar la alerta a la población, algo que no se hizo en el año 2007 a pesar de que se superaron los límites legales para realizarla, asegura EA.