Nacional

Los ecologistas denuncian el ‘derroche insostenible’ de la iluminación navideña

La organización Ecologistas en Acción (EA) ha denunciado que, ‘un año más’ las autoridades inundan las calles de las ciudades españolas con millones de luces, en un acto que EA tacha como ‘derroche insostenible’ con el objetivo de fomentar el consumo. EA denuncia que las autoridades optan por una carrera sin fin hacia el desastre social y ecológico.

En el año 2007, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), organismo dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, recomendaba que el alumbrado navideño se encendiera entre el día 15 de diciembre y el 6 de enero, en un horario limitado, y utilizando iluminación de bajo consumo. Aunque debido a la crisis algunos ayuntamientos han decidido ahorrar algo de energía respecto del año pasado, mediante una limitación horaria y sustitución de bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo e iluminación LED, EA considera que estas medidas no son suficientes. La mayoría de los ayuntamientos mantendrán la iluminación navideña entre el 1 de diciembre y el 6 de enero. Otros, como el ayuntamiento de Madrid, que ha decorado sus calles con casi 4 millones de luces, las encendieron el 25 de noviembre.

El IDAE calculaba en 2007 que el alumbrado consumía 30 millones de kilovatios-hora, equivalente a 50.000 hogares durante un año, generando una emisión de 10.000 toneladas de CO2.

Según EA, esta ‘irresponsable’ actuación tiene como consecuencia el gasto de millones de euros de los contribuyentes, y el fomento del derroche también en los hogares, pero sobre todo, ‘el fin que pretende es también insostenible para el medio ambiente y para el bolsillo de la ciudadanía, pues no es otro que el fomento de las compras navideñas’.

En este sentido, EA se pregunta si la única manera de salir de la crisis es el incremento del consumo sin más, o si debemos apostar por otra forma de entender la vida, y la organización ecologista apuesta por un modelo de racionalización del consumo en el que, sin renunciar a una verdadera calidad de vida, sea posible un equilibrio con los medios que nos ofrece la naturaleza, y una distribución justa y equitativa de los recursos.  

You may also like

Comments are closed.

More in:Nacional