Los estudiantes consideran que la actitud del gobierno con la UC es “irresponsable”

El Colectivo de Estudiantes (Colest) ha criticado la actitud de la Consejería de Educación con el Contrato Programa de la UC que se está negociando durante este cuatrimestre, porque creen que, a pesar de su intención “aparente” de priorizar en la Educación los esfuerzos presupuestarios durante esta legislatura, el Gobierno entrante “parece resistirse” a aumentar de 66 millones (2014/2015) a 71 millones de euros la financiación pública de la UC para el próximo año.

El colectivo considera que las cifras que se están planteando son “excesivamente modestas” si la intención es permitir el funcionamiento y desarrollo futuro adecuado de la institución. El Colectivo valora como “ampliamente insuficiente” un financiamiento que suponga volver a cifras del año 2008.

Consideran “irresponsable” la forma en la que el Gobierno “observa pasivamente” como los bancos y otras grandes empresas siguen aumentando su participación en el presupuesto de la Universidad. Este hecho, recuerdan, “supone regalar todo el potencial social y de investigación de la Universidad a aquellos que solo la quieren para hacer negocio y obtener beneficios económicos”.

El portavoz del Colectivo de Estudiantes, Diego Cagigas mantiene además, que el caso de las presiones en el concurso de una plaza docente “demuestra la forma en la que la Universidad se ha quedado anquilosada varias décadas atrás.”

Por todo ello, el representante estudiantil propone “un proceso democrático que culmine en la elaboración de un nuevo modelo universitario”. “Es necesario que la comunidad educativa demos un paso adelante y junto a toda la sociedad tomemos el control de la educación y decidamos que universidad queremos”, declara.

Por su parte, este sábado en la manifestación convocada por las Euromarchas2015 a las 12 horas en la Consejería de Educación, los estudiantes arrancarán con la campaña #UnFuturoSinTasas. Según han declarado, está campaña consistirá principalmente en la realización de asambleas en institutos y facultades de la UC en las que los alumnos reflexionarán acerca del papel que la universidad pública deberá desempeñar en la sociedad del futuro.