Los juzgados de Cantabria resolvieron más asuntos que los que ingresaron durante el primer trimestre de este año

Los juzgados de Cantabria resolvieron más asuntos que los que ingresaron durante el primer trimestre de este año
Los juzgados de Cantabria resolvieron más asuntos que los que ingresaron durante el primer trimestre de este año

 

  • Los órganos civiles cántabros son los segundos de toda España que más pleitos registran en relación a la población y al tiempo se sitúan entre los que más resuelven

  • El peso de los asuntos civiles aumenta en detrimento de los penales y los laborales, que descienden respecto al mismo periodo de 2017

Santander, 13 de junio de 2018.-

Los juzgados y tribunales de Cantabria resolvieron durante el primer trimestre de este año más asuntos que los que ingresaron, lo que sitúa la tasa de resolución en 1,01, por encima de la media española, que se quedó en 0,98.

Los asuntos ingresados descendieron un 2,8% respecto al mismo periodo del año anterior, si bien en el análisis de las jurisdicciones se detecta un incremento del 9,3% en el orden contencioso-administrativo y del 5,6% en el civil.

Precisamente, los órganos civiles de Cantabria son los segundos de todo el país con mayor litigiosidad –asuntos presentados por cada mil habitantes-, y al tiempo se encuentran entre los de mayor resolución y entre los menos congestionados –en ambos casos en cuarto lugar.

Y es que el peso de los asuntos civiles en el primer trimestre de este año se ha incrementado respecto al mismo periodo de 2017, de modo que en la actualidad los órganos civiles de Cantabria reciben prácticamente los mismos asuntos que los penales: 44,92% y 45,17%, respecticamente.

En este aumento de los pleitos en la jurisdicción civil siguen teniendo gran incidencia las demandas relacionadas con acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias, cuyo prestatario sea una persona física –por ejemplo, las cláusulas suelo-, y que el verano pasado empezó a ventilar el refuerzo conocido como Juzgado de Primera Instancia nº 2 bis de Santander.

Todos estos datos se desprenden del Informe sobre la situación de los órganos judiciales, que trimestralmente elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y que hoy ha sido dado a conocer con los datos del primer trimestre de este año.

El peso de la jurisdicción civil

Durante el periodo analizado, los órganos judiciales de Cantabria ingresaron un total de 18.863 asuntos, resolvieron 18.999 y dictaron 18.894 resoluciones judiciales, entre sentencias (5.705), autos (7.619) y decretos (5.570).

La resolución bajó, por tanto, un 4,2% respecto a 2017 –a nivel nacional también, un 5,1% menos.

Por otro lado, a 31 de marzo los juzgados y tribunales de Cantabria seguían tramitando un total de 22.991 asuntos, un 9,9% más que un año antes, mientras que en el conjunto de España el incremento de los asuntos en esta situación fue del 10,4%.

Este incremento de asuntos en trámite responde mayoritariamente al peso de la jurisdicción civil. Así, mientras que los pleitos en esta situación disminuyeron un 10,6% en penal, en civil se incrementaron un 23,6%. En la jurisdicción contencioso-administrativa crecieron un 9,8% y en la laboral se redujeron un 0,1%.

No obstante, la tasa de pendencia -que pone en relación los asuntos que permanecen en trámite al final del periodo con los resueltos-, fue en Cantabria de 1,21, la tercera más baja de España, solo por detrás de Navarra (0,98) y Asturias (1,01).

Por jurisdicciones, todas se encuentran por debajo de la media y entre las comunidades con menos pendencia; y en el caso de los órganos del contencioso-administrativo, los cántabros son los que menos pendencia tienen.

Los contencioso-administrativos, los menos congestionados

La tasa de congestión, al igual que la de pendencia, arroja cifras que colocan a Cantabria entre las comunidades autónomas con mejor situación.

Así, al poner en relación el total de asuntos por resolver –los que ya estaban en el juzgado al comienzo del periodo y los nuevos que entraron en 2017- con los que se resuelven, nuestra región se encuentra entre las menos congestionadas.

Mientras que la media española está en una ratio de 2,64, Cantabria se sitúa en 2,20, nuevamente, por detrás de Navarra (1,97) y Asturias (2,02).

Esta baja congestión se observa en todas las jurisdicciones, y en el caso de los órganos contencioso-administrativos, en línea con lo que ocurre con la tasa de pendencia,, los cántabros son los que se encuentran en la mejor situación de toda España.

Por último, en cuanto a la tasa de litigiosidad, la que pone en relación el número de asuntos planteados en cada territorio por cada mil habitantes, en Cantabria se sitúa en 32,52, muy próxima a la media nacional, de 23,24.

Por jurisdicciones, sin embargo, se observa que en civil Cantabria es la segunda comunidad con mayor litigiosidad (14,61 asuntos por cada mil habitantes), por detrás de Asturias (15,38).