Portada

Los sindicatos destacan que el descenso del paro en Cantabria depende de los servicios y el empleo temporal

El Gobierno señala que Cantabria crea más de 6.000 empleos netos en julio, 6 veces por encima de la media nacional

La Comunidad Autónoma reduce su desempleo en 1.333 personas el pasado mes, 4.752 desde enero y 1.830 en el último año

El gobierno de Cantabria ha señalado que la región creó en julio 6.062 empleos netos, lo que supone un aumento del 2,74% con respecto a junio y más de 2 puntos por encima de la media de crecimiento nacional, que fue del 0,47%. Según los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, la región logró el pasado mes el segundo mejor registro por comunidades autónomas y creó empleo a un ritmo seis veces superior a la media de España.

En el cómputo interanual, la afiliación media crece en 8.960 personas, un 4,10%, en línea con el incremento nacional del 4,29%.

La valoración de los sindicatos CCOO y UGT, sin embargo, no es tan positiva. Para Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO: “Las debilidades de nuestro mercado de trabajo son las mismas; una excesiva dependencia del sector servicios, caracterizado por la precariedad”.

CCOO insiste en que la herramienta de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sigue siendo efectiva para no destruir puestos de trabajo y añade que los datos de desempleo del mes de julio son “los esperados”, pero están muy lejos de los de veranos anteriores”, tras el análisis de los datos ofrecidos por el Servicio Cántabro de Empleo, que sitúan a la comunidad como la quinta donde menos descendió el desempleo, con 1.333 personas paradas menos -de este modo, Cantabria cuenta con 37.877 personas en situación de desempleo-.

En el análisis de los datos por sectores, los servicios son de nuevo los que acarrean una mayor cifra de descenso del desempleo con el -73,29% en el mes de julio. Como ha señalado Laura Lombilla, secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, estos datos muestran que “las debilidades de nuestro mercado de trabajo son las mismas: una excesiva dependencia del sector servicios, un sector caracterizado por la precariedad”.

Debemos desterrar la imagen de que la mejora del mercado de trabajo solo depende del sector servicios. Desde CCOO, “no nos cansaremos de reivindicar que otro modelo es posible para nuestra región y que se debe apostar por otros sectores en los que apenas ha descendido el paro este verano, como por ejemplo la industria, con un descenso que aglutina el 11,85% del total del desempleo”.

Aunque los datos sean mejores que en 2020, sigue habiendo niveles de desempleo superiores a los años anteriores. Cantabria necesita iniciar la recuperación y superar los malos datos que ha traído el COVID-19. “Cantabria no puede continuar por esta senda, no podemos seguir así y depender de que el descenso del desempleo principalmente se produzca siempre en verano y vinculado al empleo temporal”, ha valorado Lombilla.

Prueba de ello es que, en el ultimo mes en Cantabria solo han aumentado los contratos temporales y, en cambio, han descendido los indefinidos –54 respecto a junio de 2021-, con una tasa de temporalidad del 94,37% en los contratos firmados. “Uno de nuestros puntos débiles y que debe cambiar de forma urgente es la temporalidad y precariedad que caracteriza nuestra contratación, y para ello es fundamental que se derogue la reforma laboral”.

Casi el 70% de los contratos comunicados en julio pertenecen al sector servicios y, una vez más, “tenemos que insistir en que no es posible aparcar la temporalidad si la mayoría de los contratos que se comunican son para trabajar en un sector caracterizado por el empleo temporal y de baja calidad, con contratos de pocos días”, ha incidido Lombilla.

La herramienta de los ERTE sigue siendo efectiva para no destruir empleo

Como ha indicado el sindicato en otras ocasiones, la herramienta de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sigue siendo efectiva para no destruir puestos de trabajo. A 30 de julio de 2021, 1.337 mujeres continúan acogidas a un ERTE en Cantabria, frente a 1.020 hombres.

Aunque han descendido las personas en ERTE, Lombilla ha subrayado que “creemos que ese descenso puede estar vinculado a la contratación estival y consideramos que los ERTE siguen siendo efectivos para y deberán continuar tras el verano para amortiguar los posibles impactos que se produzcan en el empleo de sectores como la hostelería y el comercio”.

El 47,35% de las personas en situación de desempleo cobraron algún tipo de prestación en el mes de junio de 2020 y solo el 25,56% de las personas desempleadas cobraron una prestación contributiva. “Además de la preocupación que nos aportan las cifras de desempleo, una preocupación adicional es la tasa de cobertura de las personas desempleadas, que muestra la realidad del desempleo; esas personas, además de no tener trabajo, tampoco tienen el paraguas de una prestación y, por lo tanto, no tienen ingresos”, ha concluido la secretaria de Empleo de CCOO.

Por su parte el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, afirmó hoy que “una vez más, y como sucede en estas fechas, el descenso del paro vuelve a depender del sector servicios y de más de un 94% de contratos temporales”, tras matizar que “el paro vuelve a bajar en el mes de julio en la región, aunque menos que en los cinco años anteriores”.

Ibáñez reiteró la reivindicación de su sindicato de “afrontar cuanto antes un cambio de modelo productivo que procure un mayor equilibrio entre los sectores económicos, potenciando aquellas a actividades que generen empleo de calidad”.

“Todo esto debe hacerse en el marco del diálogo social, aprovechando los fondos europeos y al recuperación económica”, matizó el sindicalista.

El responsable regional de Empleo de UGT destacó también que “esta excesiva dependencia del sector servicios provoca que casi un 57% del paro siga correspondiendo a las mujeres, lo que confirma a Cantabria como una las autonomías con mayor desequilibrio del desempleo por sexos”.
Ibáñez agregó que “otro dato más que relevante es que más de la mitad de los desempleados no percibe prestación alguna (21.213 en la última estadística de junio facilitada hoy) y los que acceden a una prestación contributiva reciben una cuantía media de 823 euros, la tercera más baja de toda España después de la Andalucía y Extremadura y a casi 29 euros de la media nacional”.

“Es la consecuencia directa de que la mayoría del empleo que se crea en Cantabria es precario y de bajos salarios, con todo lo que esto implica para las cotizaciones a la Seguridad Social y las posteriores prestaciones”, aclaró el secretario de Empleo de UGT en Cantabria, que recordó que la tasa de cobertura por desempleo en la región es de poco más de un 50%, a dos puntos de la media nacional”.

You may also like

Comments are closed.

More in:Portada