Abajo los privilegios

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l decreto que impone el Estado de Alarma después del caos provocado por la ausencia a su puesto de trabajo de la casta privilegiada -por sus condiciones laborales, con sueldos millonarios- de los controladores (súmese también a esa casta de privilegiados a los pilotos y a otros) deja en evidencia que era necesario, desde hace mucho tiempo, hacer algo para terminar con estas situaciones de privilegios por parte de pequeños grupos. Los militares se hacen cargo de los aeropuertos porque quienes deberían hacerlo, en base a las obligaciones que les imponen sus excepcionales condiciones laborales, no lo están haciendo.

Con un país que tiene millones de parados y personas sobreviviendo con sueldos de 400 euros o menos, que los controladores vengan a quejarse porque cobran ‘sólo’ unos (aproximadamente) 200.000 euros anuales, resulta obtusamente vergonzoso. Los funcionarios públicos sufren rebajas en sus nóminas de un 5%, pero los controladores, que se siguen considerando una casta privilegiada, causan este caos en España por ver sus abultadísimos sueldos rebajados.

Lo ha dicho este sábado el ministro Rubalcaba: el gobierno no aceptará el ‘chantaje’ de quienes defienden privilegios. Ya está bien. Durante muchos años, demasiados años, hemos venido oyendo que cada período vacacional (navidades, verano, puentes) España da al exterior la misma imagen con similares caos en los aeropuertos, causados o bien por los pilotos o por los controladores aéreos. No se puede permitir que una pequeña elite de trabajadores privilegiados, con sueldos millonarios, pongan a todo un país a sus pies cada vez que les venga en gana, especialmente en momentos clave para la economía y el turismo. Afortunadamente, por vía normativa, ya se están tomando las medidas para abrir esos puestos de trabajo a nuevos aspirantes, con nuevas condiciones.

Ahora, con la intervención del gobierno otorgando al Ejército el control de los aeropuertos, se empieza a poner un poquito de orden en esa situación, que los ciudadanos, como rehenes, vienen sufriendo desde hace ya demasiado tiempo.

Publicada el
Categorizado como Editorial

Por David Laguillo

Cantabria Diario

Ver todas las entradas de David Laguillo.