Mapatón: 50 cántabros cartografían una zona olvidada de Mali

Mapatón: 50 cántabros cartografían una zona olvidada de Mali
Mapatón: 50 cántabros cartografían una zona olvidada de Mali

Una población que no aparece en los mapas es una población que no existe. Invisible y condenada a no recibir ayuda humanitaria. Mientras estos vacíos existan, se necesitan personas que les pongan en el mapa. Durante más de tres horas, 50 cántabros han colaborado con Médicos Sin Fronteras en la elaboración de mapas imprescindibles para su labor humanitaria.

En concreto, los participantes en el mapatón han cartografiado aldeas, carreteras y edificios del área de salud de Douentza, situada en la región de Mopti (Mali). Desde 2015, esta zona sufre alteraciones significativas de la seguridad por parte de grupos armados.

Las posiciones del ejército, los campamentos militares y las administraciones son atacadas regularmente. Gran parte de la población es desplazada y hay una alta afluencia de heridos a los puestos de salud.
Médicos Sin Fronteras trabaja en esta zona para reducir la mortalidad y atender a las víctimas del conflicto armado. En concreto, ofrece atención secundaria y de salud mental a la población afectada.

Hay zonas del mundo totalmente invisibilizadas que no están en los mapas. Mopti es una de ellas. Allí no llega el comercio ni los turistas, pero sí llegan las enfermedades, la violencia y las crisis. Por eso Médicos Sin Fronteras necesita saber dónde están y cómo llegar hasta ellas. La falta de mapas es un obstáculo para la ayuda. Por eso existen los mapatones, una actividad de voluntariado en la que se cartografían colectivamente estos
lugares olvidados.

Médicos sin Fronteras utiliza los mapas para llegar a los pacientes, para evaluar las necesidades de las comunidades afectadas por la crisis o para rastrear la propagación de una enfermedad. El mapatón ofrece la oportunidad de utilizar las nuevas tecnologías y los satélites para mapear las partes del mundo más vulnerables a las crisis humanitarias; desastres naturales, conflictos, epidemias o brotes de enfermedades.

El mapatón se ha celebrado durante tres horas ininterrumpidas en las aulas de la Escuela de Caminos de la Universidad de Cantabria, con quien Médicos Sin Fronteras ha colaborado para llevar a cabo este mapatón solidario.

Desde el 2014, los voluntarios y colaboradores del proyecto Missing Maps han cartografiado más de 15 millones de edificios y más de un millón y medio de kilómetros de carreteras y caminos. Los cántabros han contribuido hoy a engrosar estos datos.