Cine y televisión

Marisa Paredes confía en que los jóvenes no se dejen influir por “odios recientes” que les “alejen” del cine español

La actriz madrileña Marisa Paredes ha expresado hoy en Santander su confianza en que los jóvenes “tengan su propia conciencia” para que no se dejen influir por “gustos anteriores” y por “odios recientes” que les “alejen” del cine español.

Paredes, que hoy ha recibido en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo el I Premio UIMP a la Cinematografía, aseguró en rueda de prensa que el cine español “está en la picota” desde la oposición de miembros de este colectivo a la guerra de Irak en el año 2003. En su opinión, este posicionamiento bajo el lema ‘No a la guerra‘ supuso “una especie de penalización” en la que se ha visto “envuelta” parte de la cinematografía nacional.

La protagonista de películas como ‘Tacones lejanos‘, ‘Amores locos‘ o ‘La vida es bella‘ afirmó que el cine es “un arte nuevo”, lo que hace que haya “muchas posibilidades” de que “se juzgue” o se “critique banalmente”, buscando “algo negativo” en las películas.

La actriz señaló que esa “especie de guerra” contra el cine español “también se dirige al cine europeo” y aseguró que los “acuerdos económicos previos” son los que “organizan” la situación y permiten que el cine norteamericano estrene sus películas “en el 90% de las pantallas” mundiales, independientemente de su calidad.

Paredes consideró además que el doblaje es una “rémora enorme” tanto para el cine español como para otras cinematografías y valoró que se trata de “una cuestión económica”, aunque en España “estamos más atados de pies y manos”. Añadió que sería “deseable y bueno” poder ver las películas en versión original.

Preguntada por su opinión sobre la ministra de Cultura, Ángeles Gónzález-Sinde, destacó que es “inteligente” y que, a pesar de “rechazos y críticas”, su llegada al Ministerio es “una gran idea”. Asimismo confió en que “si la van a atar las manos, ella se las desate”.

You may also like

Comments are closed.