Marruecos se escuda en que los activistas de El Aaiún participaban en una manifestación ilegal

Moratinos traslada la preocupación de las autoridades españolas por lo sucedido

 

El Ministerio de Auntos Exteriores, a través de un comunicado de prensa remitido a los medios, ha señalado con motivo de los incidentes acaecidos el pasado sábado en El Aaiún, en los que un grupo de activistas españoles partidarios de la independencia del Sáhara Occidental participaron en una manifestación no autorizada sufriendo algunos de ellos agresiones, que “tanto desde la Oficina del Depositario de los bienes del Estado en El Aaiún, como desde el Consulado en Rabat y la Embajada de España en Marruecos se brindó a los activistas toda la protección consular requerida por las circunstancias, acompañándoles y asistiéndoles en todo momento hasta su embarque ayer tarde a Las Palmas de Gran Canaria”.

A la vista de los hechos, el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos se puso en contacto con el Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos Fassi Fihri, mentras el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, Juan Pablo de Laiglesia ha telefoneado a su homólogo marroquí, Yusef Amrani para trasladar la preocupación de las autoridades españolas por lo sucedido, y solicitar información y explicaciones sobre esos hechos, así como para pedir que los ciudadanos españoles puedan desplazarse a El Aaiún con plenas garantías.

Por su parte, las autoridades marroquíes, han respondido que los activistas españoles participaron en una manifestación ilegal y no autorizada durante la cual se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes y ciudadanos marroquíes y que las agresiones a algunos de los activistas españoles se produjeron como consecuencia de estos altercados. Han precisado que la intervención de la policía marroquí tuvo como principal objetivo poner fin a estos enfrentamientos.

El comunicado finaliza afirmando que “el gobierno español, comprometido con la defensa de los derechos de sus ciudadanos en el extranjero, reitera la necesidad de respetar la legislación vigente, y confía que estos incidentes no vuelvan a producirse”.