Torrelavega

Medio Ambiente promueve el desarrollo de un sistema de medición en continuo de disulfuro de carbono

screen146.jpg

 

Según informó el gobierno de Cantabria, la consejería de Medio Ambiente ha iniciado el desarrollo de un sistema de medición en continuo de los niveles de disulfuro de carbono (CS2) en el aire de Torrelavega. Como paso inicial de este proceso, la Fundación Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) presentará a la Consejería, en noviembre, un diagnóstico de evaluación de la técnica de medición empleada por el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), así como de posibles metodologías alternativas. Los datos registrados por la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de Cantabria (RCVCA) presentan, a su vez, entre el 1 de enero y el 23 de septiembre, los mejores datos de calidad del aire regional, desde que se inició el control de emisiones y concentración de partículas PM10 en 1999. Todos los contaminantes objeto de control – como dióxido de azufre (SO2), sulfuro de hidrógeno (SH2), dióxido de nitrógeno (NO2) o PM10 – se mantienen en valores sensiblemente inferiores a los de ejercicios precedentes.

El monitoreo en tiempo real del CS2 – sustancia ligada a un proceso industrial específico de la capital del Besaya – supone un importante reto técnico debido a una doble variable: sus especiales propiedades físico-químicas y un carácter inusual, que provoca que no existan técnicas o instrumentos desarrollados a nivel comercial para su control.

Con este objetivo, Medio Ambiente ha encomendado al CEAM una serie de actuaciones, cuya meta final es el desarrollo de un sistema que facilite la medición en continuo de este contaminante. Como fase inicial – que concluirá a finales de noviembre – se procederá a la evaluación de la técnica de medida de disulfuro de carbono aplicada por el CIMA en dos emplazamientos de la RCVCA, junto con la revisión y puesta a punto de otras técnicas alternativas para la medida de dicho compuesto. Como pasos posteriores, se realizará un análisis de los procesos que determinan las concentraciones de CS2 en Torrelavega y su área de influencia, sobre la base de los registros históricos de la RCVCA y otras redes meteorológicas. Finalmente, los técnicos del CEAM llevarán a cabo una campaña de campo de medidas experimentales, que permitirán establecer las zonas principales de impacto y sus correspondientes niveles de concentración del contaminante, para diferentes escenarios meteorológicos.

Por lo que respecta a los datos generales de calidad del aire, el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, ha incidido en que “el derecho de los ciudadanos a un aire limpio se materializa, gracias al uso de las mejores técnicas disponibles y los condicionados introducidos en las Autorizaciones Ambientales Integradas, expedidas y sujetas a control por la consejería de Medio Ambiente”. “A su vez – ha proseguido – debemos tener muy presentes y destacar como se merecen los esfuerzos de adaptación y cumplimiento progresivo de sus obligaciones ambientales por parte de las empresas concernidas”.

Dimensión internacional

El CEAM es un ente científico-técnico de reconocido prestigio, que ha tomado parte en proyectos de escala continental, en ámbitos como la incidencia atmosférica e impacto de los pesticidas o el desarrollo de marcos de investigación sobre los impactos asociados al cambio climático; por encargo directo de la Comisión Europea en ambos casos.

Asimismo, participa en el proyecto CALIOPE II (sistema de calidad del aire operativo para España), auspiciado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, entre otras iniciativas de referencia nacional e internacional. Según ha afirmado Martín, “pese a los desafíos que plantea este compuesto, estamos dispuestos a controlar rigurosamente los niveles de CS2 para obtener registros válidos que permitan tomar decisiones con seguridad técnica y jurídica, tanto para la protección del medio como para un desarrollo adecuado de la actividad industrial”. “Además – ha añadido – pese a la necesidad de desarrollar una metodología óptima, a día de hoy se efectúa una estricto control sobre el cumplimiento de los límites de emisión de este contaminante contemplados en las Autorizaciones Ambientales Integradas (AAI), pese a lo que, y de acuerdo con lo dispuesto en la normativa, los límites de emisión podrían ser revisados si una vez obtenidas medidas fiables se observara que los objetivos de calidad de aire no se cumplen”.

Calidad del aire

Ninguna de las once estaciones que componen la RCVCA – adscrita al CIMA – ha registrado superación alguna de los valores límite diarios de SO2 y SH2, así como del tope horario de NO2. Asimismo, la presencia de PM10 en el aire muestra sus valores más reducidos en diez años, con una disminución en torno al 33% con respecto a los tres primeros trimestres de 2008. Ambas variables ofrecen los menores niveles de concentración de agentes contaminantes de la última década. Las cifras ofrecidas por el CIMA muestran los mejores niveles de SO2, SH2 y NO2 desde 1999. Entre el 1 de enero y el 23 de septiembre no se han consignado superaciones de los valores diarios en los once puntos de control de la Red. Por lo que respecta al SO2, se han producido tres superaciones del valor límite horario, para un nivel normativo máximo de 24 superaciones anuales por estación de control. Cabe reseñar que en el mismo intervalo el año pasado se registraron once quiebras del límite máximo, frente a las 40 de 2001.

Por su parte, en los niveles de SH2 no se ha consignado ninguna superación de la situación admisible diaria, mientras que las superaciones de los límites treintaminutales se han reducido en un 88 % respecto al mismo período del pasado año, 12 frente a 101, para un contaminante que registró 595 superaciones en 2006. Durante el último mes evaluado, se han detectado únicamente dos superaciones del valor límite horario de SO2 en la estación de seguimiento de Minas, Torrelavega, el pasado 8 de septiembre; junto con 3 superaciones del nivel treintaminutal de SH2 en Barreda, los días 7, 10 y 11 de septiembre.

En cuanto a las partículas PM10, cuya emisión, además de a la actividad industrial, responde a variables naturales estacionales (polen) y al tráfico rodado, se registran también las menores concentraciones en el aire cántabro desde 1999. Entre el 23 de agosto y el 23 de septiembre, sólo dos de de las once estaciones de la RCVCA – puntos de control de Cros, en Camargo y Tetuán, en Santander – han registrado superaciones del valor diario de partículas. Asimismo, si se considera este parámetro desde el comienzo del año, el número de superaciones ha sido de 106 frente a las 157 registradas en 2008. Sirva como muestra de la tendencia de mejora de los niveles de PM10, que en el mismo periodo de 2002 se quebraron los límites establecidos en 524 ocasiones.

You may also like

Comments are closed.

More in:Torrelavega