Oroitz Gurruchaga se hizo cargo del aparato “militar” de ETA y asumió también labores de captación de nuevos terroristas

 

  • El Ministerio del Interior cree que ETA sigue captando miembros

 

Oroitz Gurruchaga Gogorza, detenido ayer en una operación conjunta de las policías de España y Francia, se hizo cargo del “aparato militar” de ETA a mediados de 2010 a raíz de los sucesivos arrestos de los anteriores responsables de este “aparato”, según el Ministerio del Interior.

El ministro Jorge Fernández Díaz también cree que Gurruchaga tenía la función de captar nuevos miembros para la banda, ayudado por Xabier Aramburu Sagarminaga, también detenido en la localidad francesa de Cauna. Los dos presuntos etarras estaban armados con una pistola y un revólver, y fueron arrestados cuando circulaban en el interior de un coche robado al que habían colocado unas placas de matrícula falsas. La operación fue realizada por agentes de la BRI-PJ de Bayona y SDAT, con información facilitada por funcionarios de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía.

Gurruchaga fue miembro de SEGI (organización juvenil de ETA) e integrante de un grupo de violencia callejera en la zona de Rentería (Guipúzcoa).

Por su parte, Xabier Aramburu, que también fue miembro de SEGI, participó en acciones de violencia callejera desde el año 2000 hasta que en el verano de 2005 pasó a colaborar con el grupo de ETA denominado “Kresala”, a las ordenes directas del por entonces máximo responsable del “aparato militar”, Garikoitz Aspiazu Rubina, “Txeroki”.