Otro toque de atención

{xtypo_quote_left}caminar sin escuchar a los ciudadanos tarde o temprano destruirá la paz social{/xtypo_quote_left}

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}l presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy (PP) está recibiendo otro nuevo toque de atención durante la jornada de huelga del 14 de noviembre. Los trabajadores -los que todavía trabajan- están dando a Rajoy un segundo aviso serio.

Los gobernantes están obligados a escuchar a los ciudadanos, más allá de pedir su voto cada cuatro años. El resto del tiempo también son ciudadanos, y un voto no es una carta blanca para tomar cualquier medida sin tener en cuenta la opinión ciudadana. Históricamente, los gobernantes que desoyeron a sus ciudadanos, tarde o temprano terminaban cayendo.

Seamos sensatos y escuchemos a la gente, atendiendo a sus peticiones: empleo, menos recortes, paralización inmediata de desahucios sin condiciones, dación en pago, rescate a ciudadanos en lugar de a los bancos… Esa y no otra es la salida, ese y no otro es el camino.

Porque caminar sin escuchar a los ciudadanos tarde o temprano destruirá la paz social.