Piélagos reparte casi 75.000 euros en becas entre 576 familias

  • La ayuda respecto al curso anterior se incrementa en 10.700 euros

La concejala de Educación y Servicios Sociales de Piélagos, Eva Arranz Gómez, ha informado de que el Ayuntamiento ha destinado este curso 2014-15 un total de 74.990 euros, 10.700 euros más que el año pasado, que se repartirán entre 576 estudiantes del municipio. “Nuestra prioridad siempre es ayudar a las familias más necesitadas y nuestra implicación es máxima, sobre todo en una cuestión tan importante como la educación, por lo que el equipo de gobierno ha decidido atender todas las solicitudes que cumplían los requisitos económicos para dar las becas a las familias con menos recursos, que lo necesitan ahora más que nunca”, apunta la concejala.

La cuantía de las ayudas, que se abonarán próximamente, oscila entre los 70 euros para Educación Infantil, y los 600 para los masters universitarios, aportándose 90 euros para los alumnos de Educación Primaria, 110 euros para los de Secundaria, 100 para los que cursan PCPI, 120 para los que realizan módulos de Grado Medio,  200 para los de Bachillerato y módulos de  Grado Superior y 550 para los universitarios.

El total de becas solicitadas ascendió a 634, aunque 51 fueron denegadas al no cumplir con los requisitos académicos o económicos establecidos en la convocatoria, quedando aún pendientes seis por resolver. En concreto, se han repartido 11.760 euros entre 168 alumnos de Educación Infantil; 17.640  euros entre 196 estudiantes de Primaria; 9.350 entre 85 solicitantes de Secundaria; 200 entre los 2 peticionarios de PCPI; 2.640 entre euros entre 22 alumnos de Grado Medio; 6.000 euros entre 30 de Grado Superior; 7.800 entre 39 estudiantes de Bachillerato; 15.400 entre 28 universitarios y 4.200 entre 7 vecinos que realizan Masters.

Eva Arranz insiste en el “gran esfuerzo económico” que realiza cada año el Ayuntamiento para favorecer y promover la educación en el municipio. Así, recuerda que Piélagos es pionero en la comunidad autónoma en establecer la gratuidad de los libros de texto, con un programa novedoso que permite optimizar recursos, renovando el material educativo cada cuatro años. “Es un sistema que requiere mucho trabajo, pero con el que se consigue dar un servicio a los vecinos rentabilizando la inversión”, explica la concejala.

Con ese mismo criterio de optimizar recursos se ha establecido la cuantía de las becas “aportando una ayuda para las familias dentro de las posibilidades presupuestarias del Ayuntamiento”, precisa Eva Arranz. “La educación es una prioridad para el equipo de Gobierno y así se ha demostrado año tras año, apoyando a los alumnos en la medida de lo posible y realizando actuaciones a favor de la libertad y la igualdad de oportunidades”, añadió.