Opinión / Tribuna libre

Político o tarugo

Elena Hernández Lauffer

Por Elena Hernández Lauffer

Elena Hernández Lauffer{xtypo_dropcap}Y{/xtypo_dropcap} que se tenga que tirar la gente por las ventanas de sus casas para que reaccionen los políticos, mira que es poca vergüenza.

La mejor medida que podrían adoptar los políticos sería obligar a los bancos a quienes hemos salvado del infierno, a modificar las condiciones de las hipotecas. No solo no hay solución para los “sin recursos” sino que tampoco para los que los tienen solo que disminuidos si se comparan con épocas pasadas.
Si antes ganabas “x” y podías aportar “y”, ahora ganas 1/x y por tanto puedes aportar 1/y.
Pero no, eso el banco no lo acepta y le trae al pairo. Es decir, que le hemos dado el hueso y ahora viene y nos muerde la mano.
Y mientras, políticos como Patxi López, antes de irse se da un homenaje con el poder que se le ha otorgado y despilfarra todo lo que puede y más.
Suele ser práctica habitual en los políticos. Que sabrán ellos lo que es pasarlo mal.
No saben una mierda.
Si Dios existe, desde aquí te pido que transformes a esta panda de ineptos con poder que se han cargado España en 30 años, en ciudadanos de a pié tan solo por un día y que experimenten lo que es llegar a casa y ver que ni hay para comer, ni para pagar el piso, ni para luz, ni para agua sino tan solo para encender la televisión y ver la cara de tanto imbécil acomodado que con nuestro dinero se compran sillones de miles de euros para sus gordos culos, cuadros millonarios para adornar sus inservibles despachos, gestos generosos para mayas mejicanos (por poner un ejemplo) porque es mejor dárselo a ellos que a los vecinos colindantes que mendigan ayuda a diario.
Aquí no hay un “duro” pero con todo lo que a mi me llevan quitado la verdad que no lo entiendo.
¿ Dónde va todo lo recaudado?
Alí Babá no contaba con una cueva de oro como los túneles con los que cuenta la Capital, porque señores, hay que ir a 70 e incluso a 50, lo que significa que para todos aquellos que no contamos con navegador, se nos multe día si día también por lo difícil que es mantener un coche a velocidad de 70 km/h en túneles muchas veces vacíos de 5 y 6 carriles.
Ahora, el día que me pasó a mi una comitiva por delante en uno de esos túneles, tuve que frenar de golpe, echarme a la derecha y recoger el corazón que del susto se me había salido por la ventana, porque me adelantaron así como a 200 por hora, 6 ó 7 coches de escoltas escoltando a no se qué gilipollas con poder cuya vida es por supuesto mucho más importante que la mía y la de todos los que estas letras leéis.
Las cuevas de oro recaudan todo ¿para quién? Pues para quien va a ser, para los cuarenta ladrones.

 

 

You may also like

Comments are closed.