Cantabria

Presentado el Programa Cero Accidentes, que persigue integrar la prevención de riesgos laborales en la gestión de las empresas

Podrán adherirse voluntariamente las empresas de hasta 250 trabajadores y que cuenten con el apoyo de éstos:

La Vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, ha presentado hoy el proyecto ‘Objetivo Cero Accidentes de Trabajo 2009-2012′, que impulsa la Consejería de Empleo y Bienestar Social a través del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), en coordinación con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. En la presentación ha estado acompañada por el director general de Trabajo y Empleo, Tristán Martínez; por el director del ICASST, Amalio Sánchez, y por el jefe de la Inspección de Trabajo, Miguel Ángel Gálvez.

Este proyecto surge del acuerdo de empresarios, trabajadores y del Gobierno de Cantabria en el seno del Consejo Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo y de la Estrategia sobre esta materia aprobada por este órgano tripartito para el periodo 2008-2012.

El Programa presentado hoy persigue, tal y como ha explicado Dolores Gorostiaga, integrar la prevención de los riesgos laborales en la gestión de la empresa. En este sentido, ha señalado que es fácil observar cómo las mejores posiciones en los mercados “coinciden con mejores niveles de gestión y de integración de la prevención”. Asimismo, ha afirmado que esta forma de gestión “no está reservada a las grandes organizaciones, sino que es totalmente posible e imprescindible para la Pyme”, con el objeto de “democratizar la integración de la prevención en la gestión de la empresa, cualquiera que sea su tamaño y actividad, adaptándolo a sus características”.

Para Dolores Gorostiaga, la erradicación de los accidentes de trabajo aporta muchos beneficios a las pequeñas y medianas empresas, ya que supone “mejorar el clima de trabajo, incrementar la implicación de los trabajadores, mejorar la imagen de la empresa y, por supuesto, reducir costes y eliminar pérdidas económicas que, cuando se producen accidentes de trabajo, soporta toda la empresa”.

50 empresas en el primer año

En este marco, Cero Accidentes 2009-2012 es un proyecto voluntario al que se pueden acoger las empresas de entre 10 y 250 trabajadores, que no estén incluidas en el programa especial de alta siniestralidad, que cuenten con el apoyo de los trabajadores o sus representantes y que acepten los compromisos de adhesión al proyecto por parte de la dirección de las mismas.

Con este Programa, el Gobierno quiere llegar, en el primer año, a unas 50 pequeñas y medianas empresas, una cifra que, de alcanzarse sería, según la Vicepresidenta, “un éxito”.

La iniciativa aporta una guía útil y complementaria para favorecer un cumplimiento eficaz de la normativa, tanto por parte de los empresarios y trabajadores, como de los servicios de prevención ajenos.

Los objetivos concretos son conseguir el compromiso y liderazgo de los empresarios para mejorar los sistemas de prevención de riesgos laborales; conseguir la implicación efectiva de empresarios y trabajadores en la reducción de índices de siniestralidad y en la mejora continua de las condiciones de trabajo; conseguir que la empresa adopte una actitud proactiva, permanente y participativa frente a la reducción de accidentes y mejora de las condiciones de trabajo, implantando un sistema de mejora continua; establecer las actividades básicas a llevar a cabo con un enfoque dirigido a incrementar la eficacia y facilitar el diseño de las actuaciones y procedimientos necesarios que permitan configurar el sistema de prevención de la empresa.

Reconocimiento a las empresas

En la presentación, Dolores Gorostiaga ha anunciado que a principios de 2010 se realizará una convocatoria de ayudas públicas, dirigidas a las empresas adheridas a la campaña, con una dotación económica de 500.000 euros. Estará dividida en dos líneas. Por un lado, ayudas directas para fomentar la inversión en la compra de maquinaria que contribuya a mejorar las condiciones de seguridad en la empresa.

La segunda línea, es, según la Vicepresidenta, “un reconocimiento económico a cada empresa participante”, ya que, a medida que las empresas vayan superando las diferentes fases del Programa Cero Accidentes de Trabajo, irán recibiendo 1.000 euros a modo de incentivo.

El proyecto tiene, según Dolores Gorostiaga, una marcada característica de innovación y se basa “en el liderazgo del empresario, que es quien marca la política preventiva de la empresa para el futuro”. A partir de aquí, continúa, el desarrollo se hace “en cooperación con los representantes de los trabajadores e involucrando a toda la línea jerárquica”.

Asesoramiento personalizado

Para llevar a cabo el proyecto, la intervención del ICASST consistirá en el asesoramiento personalizado a cada empresa durante todo el periodo de desarrollo, facilitándoles la metodología necesaria y tutelando el proceso de implantación de este sistema de gestión.

Además, a principios de 2010, con cargo al presupuesto correspondiente, se convocarán ayudas específicas a las empresas adheridas para la gestión del proyecto. A su vez, estas empresas tendrán preferencia en la convocatoria de las ayudas a las inversiones en prevención y a la contratación de personas para este tipo de actividades.

Cuatro fases

Las actividades comienzan con un análisis de la situación actual en la empresa y sobre el conocimiento que proporciona se diseñan las cuatro fases de un primer ciclo de mejora, en el que el ICASST les acompañará aproximadamente durante dos años.

Las fases del primer ciclo de mejora comienzan con la elaboración de un Plan de Prevención que incluye la definición y vertebración de toda la acción preventiva en las empresas. En él se refleja la voluntad y compromiso por parte de la dirección de la empresa, que es quien debe promover su ejecución, así como los objetivos, asignación de recursos y canales de comunicación y participación.

La segunda fase supone la evaluación de riesgos y planificación de la actividad preventiva, a través de la que se confirmará si la evaluación se configura realmente como un proceso permanente de búsqueda de información que sirva para mejorar la eficacia y la eficiencia de la planificación de la actividad preventiva desarrollada.

En este punto, se considerarán las necesidades existentes y la prioridad de los problemas a solucionar y se revisará el grado de sistematización del conjunto de actuaciones preventivas a desarrollar, tanto especializadas, como de integración de la prevención.

En tercer lugar, se producirá propiamente la implantación del sistema de prevención, para lo que se dispone de procedimientos para llevar a cabo actividades preventivas que facilitan el proceso de aprendizaje de las personas implicadas, permitiendo que desarrollen dichas actividades de acuerdo a lo previsto y, al mismo tiempo, permitirán evaluar la eficacia de lo realizado.

El conjunto de actividades preventivas se desarrolla bajo la debida coordinación teniendo en cuenta, tanto las relaciones interdepartamentales, como entre empresas.

Por último, la cuarta fase se dedica a la evaluación de la eficacia, para lo que es imprescindible que incluya actividades para el seguimiento de las intervenciones con el objeto de controlar se están realizando tal y como se había planificado y según los objetivos marcados. A partir de esta evaluación se corregirán las desviaciones que se produzcan durante la ejecución, y, de esta forma, se retroalimentará la evaluación de riesgos y mejorará el sistema, consiguiendo así desarrollar una cultura de aprendizaje y mejora continua.

Las actividades a revisar en esta fase se dirigen a verificar qué mecanismos ha previsto el Plan de prevención para el seguimiento y control de la eficacia del mismo.

Una vez implantado el procedimiento conforme a las fases descritas, la mejora será continua. A lo largo del proyecto se realizarán actividades destinadas a que las empresas puedan compartir experiencias y explotar las ventajas de formar parte de un colectivo que trabaja por un mismo objetivo. Por otra parte, se tratará de fomentar la visibilidad ante la sociedad y reconocimiento a las empresas adheridas.

 

You may also like

Comments are closed.

More in:Cantabria