El PSOE pide al PP que recapacite y ponga en marcha la Policía de Barrio

  • Pedro Casares destaca que el establecimiento de este servicio de proximidad que el PSOE pidió en el Pleno del 21 de diciembre podría ser una buena alternativa para solucionar los problemas que la práctica del botellón produce en Cañadío, Puertochico y Río de la Pila

  • Para el líder socialista “la recuperación de la Policía de Barrio permite aumentar la seguridad, mejorar la respuesta satisfactoria adaptándola a los problemas sociales de cada zona de la ciudad”

El Secretario General del PSOE de Santander y Portavoz Municipal, Pedro Casares, pide al Alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, que recapacite y ponga en marcha un servicio de Policía de Barrio “que tenga presencia física permanente en todos los barrios de Santander”.

Casares recuerda que el PSOE pidió en el Pleno del Ayuntamiento de Santander el pasado 21 de diciembre establecer la Policía de Barrio con el objetivo de, “desde la proximidad y el conocimiento, dar una respuesta adecuada e inmediata a los problemas de la ciudad”.

Para el líder socialista la recuperación de la Policía de Barrio “permite aumentar la seguridad en la ciudad, mejorando la respuesta satisfactoria y adaptándola a los problemas sociales de cada zona de Santander”.

Colaboración con las asociaciones de vecinos

“En los últimos meses estamos viendo como los vecinos de Cañadío, Puertochico y Río de la Pila se quejan del desamparo del Ayuntamiento frente a la suciedad y el ruido que produce el botellón en sus calles” subraya Casares.

Para el edil socialista, las actuaciones o medidas llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Santander “son insuficientes y no están dando los resultados que serían deseables y reclaman los vecinos”.

En este sentido, el líder socialista afirma que es “una responsabilidad” del equipo de gobierno tomar medidas “para favorecer a la vez el ocio para los más jóvenes que sean compatibles con el descanso de los vecinos del centro de la ciudad”.

Por ello, Casares recuerda que en el Pleno del pasado 31 de marzo se aprobó por unanimidad una moción del PSOE para que el Ayuntamiento ponga todos los recursos necesarios para atender las demandas de los vecinos de la zona comprendida entre el Río de la Pila, la Plaza Cañadío y Puerto Chico, según lo previsto en las Ordenanzas municipales de Convivencia Ciudadana y Prevención de Actividades Antisociales y de Gestión de Residuos Urbanos y Limpieza Viaria.

El líder de los socialistas santanderinos considera que un servicio de Policía de Barrio podría ser una buena alternativa para solucionar los problemas que la práctica del botellón produce en esta zona de la ciudad colaborando directamente con las asociaciones vecinales “en la evaluación de los problemas, el seguimiento y la asignación de recursos para su resolución”.

“La realidad de cada uno de los barrios de Santander es muy distinta” afirma Casares, para quien “el hecho de contar con profesionales especializados en las distintas zonas y que conozcan los problemas y necesidades del entorno es muy importante” ya que, a juicio del líder socialista “podrían resolver conflictos y asegurar el bienestar de los vecinos”.

Por último, Pedro Casares destaca que la Policía Local “realiza una enorme tarea para garantizar la seguridad en la ciudad de Santander”. “Los agentes demuestran cada día su profesionalidad pese a la escasez de recursos con los que cuentan” concluye el líder socialista.