Opinión / Tribuna libre

Pymes

Elena Hernández Lauffer

Por Elena Hernández Lauffer, escritora

Elena Hernández Lauffer{xtypo_dropcap}L{/xtypo_dropcap}o que viene a ser una pequeña y mediana empresa, vaya. Pequeña en cuanto a recursos, en cuanto a posibilidades, en cuanto a beneficios y en cuanto a su comparación con los ‘macrogigantescos’ centros que afloran más cada día.

Pero grandes, grandes en cuanto a su lucha diaria. Su lucha por la supervivencia y la constante negativa a desaparecer, su lucha por seguir manteniendo puestos de trabajo, seguir manteniendo las ilusiones de quienes las crearon y todo ello pese a estar ahogadas en impuestos y suplicantes de ayudas, ven que estas si no carentes por completo escasean en este, nuestro país, llamado España, le pese a quien le pese.

Pongamos un claro y sencillo ejemplo, un empresario de hostelería solicita licencia para terraza. Bien, tras la medición de los Técnicos del Ayuntamiento tal permiso es denegado y lo peor es que ese hecho parece satisfacer a tales funcionarios. Todo el que sepa de hostelería sabe que la terraza es el sustento de muchos de los negocios de este tipo. Ocurre en uno de los distritos más desorbitantes de Madrid en cuanto a precio, el Distrito de Salamanca.

Fue denegado tal permiso porque si eran necesarios 4,50 metros de acera, se contaban con 4,49. Lo que oyen, faltaba un inexistente, estúpido, arrogante e insignificante centímetro. Un centímetro de oro que se llevó consigo muchas ilusiones. Se llevó consigo muchas lágrimas. Así que desgraciadamente a veces no sirve sólo con la lucha diaria sino que es necesaria cierta flexibilidad comprensión y cooperación para poder aflojar la soga que oprime sin remedio. Sé que es cierto esto que cuento porque ese …era el centímetro con el que yo tanto soñé, el centímetro que tantas veces fui a medir y el centímetro que siempre que busqué, yo sí que lo encontré. Pero no bastó con que solamente lo viese yo.

Este, no es sino uno de los miles de ejemplos que explican la situación desamparada de las Pymes en nuestro país, las cuales son en gran medida pieza clave para la economía de España .Y España, así se lo agradece.

 

You may also like

Comments are closed.