Editorial

Queridos Reyes Magos

A los Reyes Magos hay que pedirles, de entrada, que se alivie la situación de miles de cántabros que no tienen trabajo y a quienes tanto las autoridades, tanto regionales como nacionales, están dando de lado en forma de recortes, sangría y angustia. 

También hay que pedirles que nuestros gobernantes dejen de mentir: que no vuelvan a decir que realizan bajadas “históricas” del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) cuando lo cierto es que el recibo que llega a las viviendas es más alto cada año. No se escuden en que el Estado sube sus parámetros aunque las entidades locales bajen su parte, sencillamente no vuelvan a mentir si saben que el recibo a pagar es cada vez más alto. Los ciudadanos no son tontos, y toman nota de todo.

Además, a los Reyes Magos hay que pedirles un poquito de carbón para el presidente regional, que ha tenido un año muy atribulado en el que su difícil carácter ha salido a relucir en forma de arrancada de carteles en Sierrallana, desprecios a los trabajadores de Sniace, y, cómo olvidar, el turbio asunto del balneario pagado por una empresa de la presunta trama corrupta Pokémon, que Diego todavía no ha sido capaz de aclarar. 

Para los ciudadanos cántabros, en general, y para los ciudadanos cántabros de buena fe, en particular, solo pedimos esperanza. 

You may also like

Comments are closed.

More in:Editorial