Cientos de desempleados no contabilizan por estar en cursos de formación y empleabilidad

  • UGT relaciona el descenso del paro con casi 600 desempleados no contabilizados por cursos de formación y de empleabilidad
  • El sindicato destaca la gran precariedad del empleo en Cantabria en 2014 con casi un 93% de contratos temporales en un año de “absoluta precariedad”

Santander, 5 de enero de 2015

Manifestación del 1 de mayo / Archivo
Manifestación del 1 de mayo / Archivo

La secretaria de Empleo y Formación de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, aclaró hoy que “aunque siempre es positivo que descienda el paro, Cantabria cerro diciembre de 2014 con un incremento real del desempleo porque el descenso que se ha registrado corresponde a 593 desempleados sacados de las listas del paro para realizar cursos de formación y acciones para mejorar su empleabilidad”.

“En general, 2014 ha sido un año de absoluta precariedad laboral en Cantabria con casi un 93% de contratos temporales, que sólo ha servido para reducir el número de desempleados en comparación a las mismas fechas del año pasado y al anterior, cuando se registraron máximos históricos en la región con más de 56.000 desempleados”, matizó Álvarez, tras agregar que “estar como estamos, con más de 50.000 desempleados sigue siendo una barbaridad”.
La responsable regional de Empleo de UGT destacó que “esa creciente precariedad laboral, donde más de la mitad de los contratos duran no más de un mes y la jornada parcial aumenta sin cesar, no es la solución para reducir de una vez por todas las cifras de desempleo a niveles mínimamente normales”.
En este sentido, Álvarez puntualizó que “el balance de las estadísticas de desempleo y contratación en Cantabria siguen siendo preocupantes con más de 50.000 personas sin empleo registradas, menos de la barrera mínima de las 200.000 afiliaciones a la Seguridad Social y un número creciente de desempleados sin empleo anterior y sin prestación”.
En este sentido, la sindicalista recordó que Cantabria registra en la actualidad casi un 49% de desempleados sin prestación alguna y una tasa de cobertura por desempleo de un 56,04%, la más baja desde el año 2003 en las mismas fechas.

En la misma línea, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha advertido que las “buenas” cifras del paro “tienen truco” pues en diciembre hubo 480 parados menos pero “no se entiende cómo ha bajado el paro y al mismo tiempo ha descendido la contratación”, tanto los indefinidos (-11,94%) como los temporales (-3,61%) y además han aumentado, de “forma destacada”, los parados suspendidos con intermediación, los que dejan de computar en las estadísticas del paro registrado por participar en programas del Servicio Cántabro de Empleo.

Ante estas cifras, en las que se reduce la contratación y aumentan los demandantes que no contabilizan como parados porque “se les ha sacado de las listas del paro”, la secretaria de Empleo ha mostrado sus dudas respecto a que esta mejoría de los datos del desempleo se haya traducido en la creación de puestos de trabajo.

Lombilla, ha subrayado que, aunque las cifras oficiales estiman que el paro ha bajado en la región, destaca que Cantabria todavía “supera la barrera” de los 50.000 desempleados -concretamente 50.446- y eso que, “se supone” que en diciembre la campaña de Navidad debería haber incrementado la contratación, tanto en el sector servicios ante el aumento de trabajo, como en el sector público con las contrataciones para las sustituciones.

La portavoz de CCOO también ha destacado el alto porcentaje de contratación temporal, el 93,60 por ciento de los contratos, una cifra superior a la nacional y “un porcentaje elevadísimo que impide que los cántabros aspiren a “una vida de calidad” con estabilidad y recursos con continuidad en el tiempo.

Lombilla ha insistido en que “las cifras maquillan la realidad” porque, a pesar de que baja el paro, descienden los afiliados a la Seguridad Social (-0,29%) respecto al mes anterior, lo que supone 572 personas menos, y esta tendencia se mantiene a lo largo de los últimos cuatro meses.

Por el contrario, el Gobierno de Cantabria ha expresado hoy su satisfacción tras conocer los datos del paro que reflejan que la Comunidad Autónoma ha concluido el año 2014 con 6.502 parados menos (-11,42 %), liderando el descenso a nivel nacional, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, duplicando la media nacional y situándose como el mejor dato de todas las Comunidades Autónomas.

Para el Gobierno regional, “hoy es un día de enhorabuena para todos los cántabros: hemos dejado atrás la destrucción de puestos de trabajo y ahora lideramos la creación de empleo a nivel nacional”.

De acuerdo con los datos del Ministerio, Cantabria ha logrado, en términos de empleo, concluir el 2014 con el mejor año y el mejor mes de diciembre de toda la serie histórica que arranca en 1996.

En términos mensuales, el volumen de parados en el mes de diciembre reflejó en Cantabria un descenso del -0,94 %, con 480 desempleados menos, unas cifras positivas que se añaden a los datos interanuales. Además, el desempleo no descendía en un mes de diciembre desde el año 1999.

Estos datos se complementan con el incremento en Cantabria del número de afiliaciones a la Seguridad Social, que aumentaron en más de 4.700 personas (2,44%), junto con el crecimiento de la contratación indefinida y del empleo autónomo.

Desde el Ejecutivo, se ha enfatizado que “quienes nieguen la recuperación del mercado laboral quieren infundir pesimismo para tratar de frenar una época de crecimiento que se prolongará en 2015”.

No obstante, “el Gobierno de Cantabria no se conforma con los magníficos datos de 2014 y, al contrario, encuentra en estas cifras un importante estímulo para seguir trabajando en la misma dirección, ya que certifican que el empleo y la bajada de impuestos son la mejor decisión para el futuro de los cántabros”.

Para el Ejecutivo de Ignacio Diego, “nadie va a quedar fuera de la recuperación y con ese objetivo seguimos trabajando”, en referencia a los esfuerzos que aún restan por hacer para continuar trabajando por el crecimiento del empleo y de la economía regional.

En términos nacionales, el número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo ha descendido en 2014 en 253.627 personas, un 5,39%, lo que supone el mayor descenso interanual registrado en un mes de diciembre desde 1998 y sitúa la cifra total de paro registrado en 4.447.711 personas.

Se trata del segundo descenso del paro registrado al cierre de un año desde 2006, tras el anotado en 2013, cuando cayó en 147.000 personas, con lo que el descenso acumulado en estos dos últimos años supera ya las 400.000 personas.